Economía

'Superdólar' eleva precio de tortilla y huevo, acusan comerciantes

Los aumentos en el precio del huevo y la tortilla se registran en  tiendas de abarrotes del país y son un 'efecto dominó' de la fortaleza del dólar frente al peso, refirió la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes. 
Zenyazen Flores
23 febrero 2016 11:12 Última actualización 23 febrero 2016 13:59
Etiquetas
Huevo

(Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Las tiendas de abarrotes han registrado que productos como la tortilla y el huevo reportan un aumento en sus precios durante los últimos meses por el impacto del dólar, advirtió la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC).

El kilogramo de tortilla tenía un precio promedio de 12 pesos pero con el impacto del dólar en los insumos como el maíz, ese producto alcanza un precio de entre 17 y 20 pesos, dijo en conferencia de prensa Cuauhtémoc Rivera, presidente de la ANPEC.

El huevo es otro producto que está subiendo de precio porque hay una cantidad importante que se importa; en este caso su precio por kilogramo antes del incremento del dólar era de entre 30 y 32 pesos promedio a nivel nacional, pero ahora se encuentra hasta en 50 pesos el kilo, agregó.


"La tortilla y el huevo son productos de alto consumo popular y el incremento en sus precios sí los resienten los consumidores. El pan también ha subido de precio, tanto los de marca como los artesanales, y esto es porque es un producto que también lleva huevo", expuso.

Rivera comentó que los aumentos en el precio de esos productos se están registrando en todas las tiendas de abarrotes del país como un efecto "dominó" en el que los precios se uniforman.

En más, la ANPEC señaló que la crisis de recursos por la que atraviesa el gobierno federal puede llevar a la "tentación" de buscar resolverla mediante la aplicación de mayores impuestos a los consumidores, convirtiendo en una "quimera" el acuerdo de estabilidad fiscal al que se comprometió la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en 2013.

"La Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes manifiesta su más rotundo repudio a esta política económica que castiga el consumo para financiar el gasto corriente del gobierno, abatiendo la calidad de vida de millones de mexicanos, empobreciéndolos aún más y obligándolos a tener un consumo cada vez de menor calidad", sostuvo.

: