Economía

TLCs de México no son suficientes: Cofece

Las barreras arancelarias provocan una disminución de exportaciones con los países que están en Tratados de Libre Comercio; sin embargo, en los últimos años se incrementó la participación de las importaciones con países sin estos acuerdos.
Valente Villamil
18 junio 2017 23:4 Última actualización 19 junio 2017 5:5
México en el mundo. (Shutterstock)

México en el mundo. (Shutterstock)

La red de 12 tratados de libre comercio que mantiene México no es suficiente para abastecer el mercado doméstico bajo condiciones competitivas, de acuerdo con la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece).

En un reporte, titulado ‘Política Comercial con Visión de Competencia’, destacó la existencia de barreras arancelarias y no arancelarias a diversos productos y sectores de países con los que no se han firmado un TLC, pero proveen productos que los socios comerciales con entrada preferente no pueden abastecer del todo.

“Nuestra red de TLCs no es suficiente para garantizar las necesidades de abasto en condiciones competitivas. Prueba de ello es la tendencia de los últimos años que marca una disminución en la proporción de las importaciones provenientes de nuestros socios TLC”, señala el documento.

Pone como ejemplo el hecho de que en los últimos años se ha incrementado la participación de las importaciones de países sin acuerdos de libre comercio, al tiempo que decrecen las que provienen de países con un TLC.

bajancompras18


Así, las importaciones provenientes de países con los que México tiene TLC respecto a las importaciones totales pasaron del 70.3 por ciento en 2013 al 66.5 por ciento el año pasado.

“De los 10 principales socios comerciales de México (por participación de las importaciones), con cuatro de ellos no tenemos un TLC (China, Corea del Sur, Malasia y Taiwán), lo que se traduce en el pago de aranceles efectivos más elevados (4.53, 1.63, 2.79 y 3.33 por ciento para 2014, respectivamente)”, detalla el reporte.

Revisión de esquemas

El organismo llama a revisar el establecimiento de aranceles y cuotas compensatorias, porque pueden restringir la oferta y disminuir la presión competitiva sobre los precios internos y de esta forma llegar a mermar la competencia en los mercados.

Además de que destaca la importancia de que exista la capacidad de aprovechar las fuentes de abasto más competitivas alrededor del mundo, sobre todo cuando se trata de bienes con peso en el gasto de las familias mexicanas.

“Es imprescindible que estos instrumentos, de aplicarse, tengan un sustento claro de política pública, sin dañar el proceso de competencia ni exacerbar o ser una fuente de poder de mercado, y que arrojen, en todos los casos, mayores beneficios que costos”, agrega el reporte.

Algunos de los productos que México tiene que importar, pagando aranceles más altos y que al final pegan al bolsillo del consumidor son la tilapia congelada de China y el pollo congelado de Brasil que pagan aranceles del 17 y 100 por ciento, respectivamente.

“Los importadores están dispuestos a pagar aranceles altos para obtener dichos productos, ya que países con los que México tiene suscrito un TLC no están en posibilidades de proveerlos a precios competitivos”, señala el documento.