Economía
entrevista
José Antonio Meade, secretario de Hacienda y Crédito Público

Tenemos que generar
un superávit en finanzas públicas: Meade

José Antonio Meade, secretario de Hacienda, señaló que México tiene muchos años de tener déficit pequeños, por lo que ya es necesario que el país mande señales de que puede ir consolidando sus finanzas públicas y regresar a generar superávits primarios.
Enrique Quintana
08 septiembre 2016 0:3 Última actualización 08 septiembre 2016 11:14
Meade

Ya es necesario que el país mande señales de que puede ir consolidando sus finanzas públicas, aseguró José Antonio Meade. (Cuartoscuro)

Ante el cambio en las perspectivas que tienen las calificadoras del país es necesario mandar señales que se pueden consolidar las finanzas públicas, subrayó el nuevo secretario de Hacienda, José Antonio Meade en entrevista con El Financiero Bloomberg.

Indicó que durante un tiempo fue necesario tener déficit pero que esa palanca ya no funciona por lo que se tiene que generar certeza en su manejo.

___¿Cómo fue este hecho tan sorpresivo, que amaneciste como secretario de Desarrollo Social y ahora estás como titular de Hacienda?
___Así pasa a veces en el sector público, se van cerrando ciclos. Se van, en consecuencia, necesitando a veces relevos y refrescos.
Yo quiero agradecerle mucho al presidente Peña Nieto, ayer me buscó para invitarme a que asumiera hoy este reto.

Por muchos años fui funcionario hacendario. De hecho este año cumplo 25 años de trabajo en el sector público, y hace 25 años empecé como jefe de departamento de Estudios Financieros en la Comisión de Seguros y Fianzas, por lo que la mayor parte de mi vida se dio en la vida pública, de mi vida como servidor público, se dio en el ámbito hacendario.

Y hoy se da una circunstancia interesante, con cargo a la generosidad del presidente, de haberle yo entregado a Luis (Videgaray) y ahora Luis de haberme entregado a mí. Eso asegura buena coordinación y buena continuidad.

Yo le decía a Luis que estoy muy seguro de que me está entregando una mejor secretaría de la que se le entregó. Yo espero, con cargo a lo que he aprendido, ser un mejor secretario a la altura de los retos muy importantes que está enfrentando el país.

Es importante que seamos capaces de mandar señales de certeza en la conducción de Pemex, en cómo va a ajustarse Pemex a este entorno de menores precios

___Hace algunos años cuando tomaste la titularidad de Hacienda, el país estaba saliendo de una circunstancia internacional crítica. Sin embargo, hoy pareciera que el reto debiera ser mayor, dado que el entorno se ha estado complicando, ¿cuál ves como reto principal en tu gestión al llegar a Hacienda?
___Han pasado dos cosas. Una: una crisis y un entorno complicado en los mercados internacionales que no han terminado de resolverse. En el 2009 la gente pensaba que para el 2010 estaríamos dándole la vuelta. En el 2010 que para el 2011, en el 2011 que para el 2012.

La verdad es que seguimos viendo un entorno en donde Europa no crece, en donde muchos países emergentes enfrentan una dificultad muy importante, entre ellos en donde Estados Unidos si bien crece, no crece con el dinamismo que se había observado hace unos años.

La complicación de este largo periodo de atonía es que algunos instrumentos que se tenían en el pasado reciente se han venido agotando. En México y en el mundo hay tres fuentes fundamentales que pueden ayudar a darle dinamismo a la economía: el gasto público, la política monetaria y las reformas estructurales.

Se nos han venido acabando en México y en el mundo espacios para usar política monetaria y espacios ahora para usar política fiscal.
La diferencia, yo creo ahorita, no es que el entorno sea tan complicado como lo fue en el 2009, sino que el entorno lleva siendo complicado mucho tiempo y los espacios de maniobra se han venido agotando.

Tenemos muchos años en México de tener déficit pequeños en la cuenta primaria, un balance primario. Y ahora empieza ya a ser necesario que el país mande señales de que puede ir consolidando sus finanzas públicas, que tiene que ir mandando señales de que puede regresar a generar superávits primarios.

Y tiene que mandar señales de que hay convicción y compromiso con una política económica que preserve la estabilidad, el prestigio del buen manejo que ha tenido siempre la economía mexicana, en un marco de menos espacios, en un marco en donde hay unos gastos ineludibles que han venido creciendo, en donde tenemos que generar ya un superávit.

Eso va a implicar un esfuerzo bien importante del gasto público.

Se nos han venido acabando en México y en el mundo espacios para usar política monetaria y espacios ahora para usar política fiscal

___¿Cómo percibes el riesgo para México, en el contexto del proceso electoral en EU?
___Es bien difícil evaluar el perfil de egresos que tiene el país, que viene de diferentes fuentes, de diferentes temas. Uno de ellos muy importante hoy es el contexto electoral, y dentro del contexto electoral el posicionamiento que diversos partidos hacen respecto a temas que son para nosotros relevantes.

Uno de los planteamientos que se hacían, como un planteamiento formal de uno de los candidatos era denunciar incluso el Tratado, eso entraba en nuestro mapa de riesgos, y hoy en términos generales se han movido el discurso en la dirección de revisar, de ajustar, de matizar en un dialogo que todavía no empieza, que no puede empezar sino hasta que se dé el cambio en los Estados Unidos.

___Hace algunos meses, en el caso de una calificadora, algunas semanas en el caso de otra, Moody’s primero, Standard & Poor’s después, pusieron en perspectiva negativa la deuda mexicana, ¿cómo haremos para evitar que pase de la perspectiva a una efectiva baja de nota?
___Desde alguna óptica, desde alguna perspectiva, el hecho de que empiece a ponerse atención en lo que estamos haciendo en el manejo de nuestra magna economía, es natural en un entorno en donde se desploma el precio del petróleo de un país que tiene todavía una dependencia importante en materia petrolera.

Y de un país que tiene todavía que mandar de forma creíble señales de que puede consolidar sus finanzas públicas. Yo creo que en consecuencia, no una llamada de atención pero sí un elemento que permite darnos cuenta de que es importante que seamos capaces de mandar señales de certeza en la conducción de Pemex, en cómo va a ajustarse Pemex a este entorno de menores precios, y cómo va irse ajustando el país para regresar a un entorno sostenible de finanzas públicas, construyendo superávit primario.