Economía

¿Te llegó una carta invitación del SAT? Tienes 10 derechos

Si recibiste una carta invitación del SAT para que te pongas al corriente en el pago de impuestos, debes saber que tienes diez derechos si estos requerimientos te llegan vía correo electrónico, carta a domicilio, e incluso llamadas telefónicas.
Dainzú Patiño
01 diciembre 2015 12:35 Última actualización 01 diciembre 2015 13:1
SAT

(Cuartoscuro)

Si recibiste una carta invitación del Servicio de Administración Tributaria (SAT) para que te pongas al corriente en el pago de impuestos y te presentes en sus oficinas, debes saber que estos actos son informales, por lo que un proceso jurídico en defensa no procede, pero también tienes diez derechos si estos requerimientos te llegan vía correo electrónico, carta a domicilio, e incluso llamadas telefónicas, informó Diana Bernal, titular de la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) en conferencia de prensa.

1.- Debes ser identificado preferentemente con tu nombre, razón o denominación social, RFC y domicilio fiscal.

2.- Conocer los derechos que te asisten como contribuyente.

3.- Ser informado de manera clara, concreta y cordial respecto de las presuntas inconsistencias u omisiones detectadas en el cumplimiento de tus obligaciones fiscales.

4.- No ser obligado a llenar declaraciones o formatos no oficiales, a firmar compromisos para regularizarte o que se te requiera la exhibición de múltiples documentos.

5.- Ser citado únicamente mediante oficio o carta invitación impresa a cualquier entrevista que se lleve a cabo en las oficinas de las autoridades fiscales.

6.- Ser acompañado a dichas entrevistas por tus asesores y, si así lo solicitas, por un representante de Prodecon para que te apoye y asesore en lo que necesites.

7.- Conocer plenamente la identidad y cargo de los servidores públicos del SAT que intervengan en esas entrevistas.

8.- Conocer por escrito y no sólo de manera verbal en tus entrevistas con las autoridades fiscales, las inconsistencias u omisiones señalados en el oficio o carta invitación.

9.- Ser asesorado por las propias autoridades del SAT sobre la forma de cumplir con tus obligaciones fiscales y las opciones que tienes para, en caso de que así lo decidas, regularizarte.

10.- Saber que el cumplimiento de estas invitaciones es voluntario, por lo que si no las atiendes no te generan, por sí solas, obligaciones ni consecuencias jurídicas.

Estos diez puntos fueron el resultado de trabajo entre la Prodecon y el SAT, son ya lineamientos consensados que se llegan al grado de normatividad interna, explicó la ombudsman.