Economía

Cobradores podrían acabar en la cárcel

Debido a las amenazas que emplean los cobradores bancarios, los deudores pueden ejercer sus derechos y acusarlos judicialmente y pueden alcanzar penas de más de cuatro años de prisión.
Jeanette Leyva
27 abril 2017 21:19 Última actualización 28 abril 2017 5:0
deudas

Esta reforma incluye las deudas derivadas de créditos o financiamientos que hayan sido otorgados originalmente por personas dedicadas habitual y profesionalmente a esta actividad. (Shutterstock)

La próxima vez que llamen para cobrar de mala manera un adeudo bancario o usen documentos que parezcan judiciales, utilicen violencia o intimidación sea personalmente o a través de cualquier medio podrán ser acusados por cobranza extrajudicial ilegal y alcanzar penas de cárcel de uno hasta cuatro años o más.

Esto porque en el Senado de la República se aprobaron sanciones para quienes realicen cobranza extrajudicial ilegal.

En 2016, la Condusef recibió más de 28 mil quejas por malas prácticas de los despachos de cobranza, los cuales eran principalmente contratados por instituciones bancarias.


A través del Registro de Despachos de Cobranza (REDECO), el sector financiero que mayor número de quejas reportó fue el de banca múltiple con el 77 por ciento, seguido por las Sofomes con 13 por ciento.

Esta reforma incluye las deudas derivadas de créditos o financiamientos que hayan sido otorgados originalmente por personas dedicadas habitual y profesionalmente a esta actividad, con independencia del tenedor de los derechos de cobro al momento de llevar a cabo la cobranza.

Sin embargo, en el Código no se considerará como intimidación ilícita informar aquellas consecuencias posibles y jurídicamente válidas del impago o la capacidad de iniciar acciones legales en contra del deudor, aval, obligado solidario o cualquier tercero relacionado.

El año pasado la institución bancaria con el mayor número de quejas fue Santander al registrar 4,742; le siguieron BBVA Bancomer con 3,416; Citibanamex con 3,362; Banorte con 2,833 y Banco Azteca con 2,184.

De las causas que reportan los usuarios, una de ellas es la que hoy podría entrar como delito, que es el cobro vía la amenaza, ofensa e intimidación al deudor, familiares o compañeros de trabajo.