Economía

Tarjetas bancarias
con menores tasas,
las que más crecen

Pese a que la colocación de las tarjetas de crédito se encuentra deprimida, las tarjetas de crédito conocidas como premium o platino se han convertido en las más solicitadas por los clientes de la banca.
Jeanette Leyva
19 mayo 2016 23:42 Última actualización 20 mayo 2016 7:33
banamex

La tarjeta Platinum de Banamex cobra una tasa de interés de 18.6 por ciento, debajo del 31.6 por ciento de la tarjeta Oro. (Tomado de www.banamex.com)

Las tarjetas de crédito conocidas como premium o platino se han convertido en los plásticos más solicitados por los clientes de la banca, debido a que son las que cobran las tasas de interés más bajas y por los beneficios adicionales que ofrecen.

Así, pese a que la colocación de las tarjetas de crédito se encuentra deprimida, hoy los bancos reconocen que este segmento de plásticos es el que más crece. Esto, dentro de un entorno de débil crecimiento en el financiamiento a través de los plásticos.

De acuerdo con datos del Banco de México, al cierre de junio de 2015 había en circulación un millón 583 mil tarjetas platino y su crecimiento en un año fue de 9.7 por ciento, lo que contrasta con la caída de 2.2 por ciento de las tarjetas Clásicas y con el aumento de 6.3 por ciento en los plásticos oro.

En cinco años el número de tarjetas platino acumuló un crecimiento de 201 por ciento, contra el 40 por ciento de las Oro, 21 por ciento de las Clásicas y 34 por ciento en el total de plásticos.

Alejandro Martínez, director de Tarjetas Premium Banamex, indicó durante la presentación de la nueva tarjeta de viajes del grupo, que son los plásticos de este segmento los que mayor crecimiento han registrado. “El segmento de tarjetas Premium Banamex muestra mayor dinamismo respecto al resto de las tarjetas de crédito, creciendo su participación en facturación 11 puntos porcentuales en los últimos tres años”, mencionó.

Mayores beneficios y tasas de interés más bajas compensan el pago de la anualidad que en este tipo de tarjetas son más caras, coincidieron ejecutivos de distintos bancos consultados.

En Banamex la tarjeta Platinum cobra una tasa de interés de 18.6 por ciento, muy por debajo del 31.6 por ciento de la tarjeta Oro y el 33.3 por ciento de la Clásica. Pero su anualidad es de 2 mil pesos, contra 600 pesos de la Clásica.

En BBVA Bancomer la tarjeta Platinum tiene una tasa de 24.5 por ciento y su anualidad es de 2 mil 105 pesos. La tarjeta Oro tiene una tasa de 53.5 por ciento y una anualidad de 940 pesos, mientras que en la Clásica la tasa es de 58.5 por ciento y la anualidad de 610 pesos.

FAVORECE BANCARIZACIÓN
Las tarjetas Platinum están dirigidas a los segmentos económicos de mayores ingresos, pero igual clientes con buen historial crediticio han optado por este tipo de plásticos.

En opinión de Álvaro Teixeira, director de Premier y Banca Patrimonial de HSBC México, el crecimiento de las tarjetas de crédito de este segmento se debe en parte al aumento de la bancarización que se ha tenido en el país.

El mercado bancario mexicano, dijo, se ha venido sofisticando también y hay más usuarios que buscan este producto que tienen mayores propuestas de valor.

“Hoy hay más población bancarizada en México afluente (de mayores ingresos) y está buscando otro tipo de productos, pero también hemos visto que clientes de menores ingresos buscan estas tarjetas porque ya empiezan a entender el beneficio que les da y les hace sentido el pagar un poco más para tener este tipo de plásticos”.

Joaquín Gándara, presidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), consideró que este segmento de tarjetas de mayor valor agregado es el que más ha crecido en los bancos, ya que las instituciones compiten por ir al sector de altos ingresos que tiene capacidad de contratar diversos servicios y hacerlo más rentable, por eso se han diseñado más productos de valor agregado como estas tarjetas.

“El usar más la tarjeta que el efectivo es además una tendencia en el sector formal, que no tiene problema en hacer público su gasto; es mucho mejor para ellos usar una tarjeta de crédito que cargar al efectivo, cada vez operaciones de menor monto son hechos con un plástico”.

Gándara estimó que aun cuando son las tarjetas de crédito más caras por las comisiones que cobran de anualidad, son también las que ofrecen mayores beneficios a sus usuarios.

Las tarjetas de crédito platino son las que más han crecido debido a que son las que cobran una menor tasa de interés, aunque su anualidad es la más elevada