Economía

Tarifas eléctricas
esfuman ahorros
del horario de verano

Expertos estiman que el beneficio de la medida adoptada desde hace 18 años se diluye debido a que el costo de la energía no deja de subir.
Sergio Meana
04 abril 2014 0:6 Última actualización 04 abril 2014 5:0
amanecer

Este fin de semana inicia el Horario de Verano./(Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- El incremento constante en las tarifas eléctricas, que han sido de hasta 13 por ciento a nivel industrial y de 6 por ciento en doméstico de alto consumo en algunos meses de este año contra el pasado, merman para los consumidores mexicanos el ahorro real que tendrían que conseguir con el Horario de Verano.

De acuerdo con expertos consultados por EL FINANCIERO, esta disposición está sujeta al constante debate acerca de la finalidad real de esta medida que se aplica sólo en algunos países en el mundo.

Por un lado, algunos en el mundo aseguran que los beneficios del Horario de Verano no son reales, como la Comisión de Energía de California, que hace algunos años demostró que el beneficio económico no era, al menos, para los usuarios finales de la electricidad. Sin embargo, de acuerdo con la Secretaría de Energía (Sener), en México los ahorros sí han sido palpables, puesto que permite aprovechar la luz del sol.

La dependencia reportó un ahorro de mil 635 millones de pesos en 2013 por el adelanto de 60 minutos, algo que entre la sociedad mexicana se interpreta como “nos robaron una hora”, pero que al final no se refleja en el recibo de luz.

BAJARÁN SÓLO CON REFORMA

Cuestionado sobre el tema, César Hernández Ochoa, subsecretario de electricidad de la Sener, afirmó que para que se cumpla el compromiso presidencial de reducir las tarifas es necesario contar con una reforma energética consolidada.

“El compromiso presidencial que es bajar las tarifas de la luz, es un compromiso que está sujeto a que tengamos una reforma energética concretada, que permite implementar las medidas, hay una fórmula de ajuste que tiene que ver con el costo de los combustibles y en esa medida se mueven, pero no es un tema estructural”, aseguró el subsecretario.

El aumento en las tarifas que se da de manera mensual que fue de 10.7 por ciento para los industriales y de 4.6 por ciento para hogares como publicó EL FINANCIERO, se debe al encarecimiento de los combustibles, explicó Hernández Ochoa.

“Técnicamente una de las cosas más importantes para las tarifas es el costo de los combustibles y es una de las razones por las que el Gobierno está tratando de construir a la brevedad posible construir gasoductos que permitan traer gas barato de Estados Unidos”, dijo el subsecretario.

CRECE DEMANDA A MEDIADOS DE AÑO

A partir de abril, y luego en mayo, junio, julio y agosto es cuando más energía se genera en México, a pesar de que la población tiene una hora más de luz natural.

De hecho, la generación de electricidad en el país se dispara cíclicamente después de abril de cada año y posteriormente baja rumbo a final del año, específicamente en octubre, cuando el horario de invierno (que se aplica en la última semana de ese mes), entra en vigor. Un análisis de este diario encontró que salvo en 2005 y 2006, en todos los demás años del periodo 2004-2013, agosto siempre fue el mes en el que más electricidad se generó.

En la lista de meses del año con mayor generación típicamente lo siguen mayo, junio y julio.

En agosto del año pasado, por ejemplo se generaron 24.5 millones de megawatts hora (MWh), 22 por ciento más que en diciembre cuando se generaron poco más de 19 millones de MWh.

En los diez años analizados, febrero fue el mes en el que menos energía se generó, excepto en el año 2008 cuando esa posición la ocupó diciembre.

De acuerdo con datos del Fondo para el Fideicomiso de Energía Eléctrica (FIDE) se ahorraron mil 224 gigawatts hora (GWh) en 2013, un total de 0.044 por ciento con respecto al consumo bruto del Sistema Eléctrico Nacional.

EL ORIGEN DE LA IDEA

El político y científico estadounidense Benjamin Franklin fue el primero que desarrolló el concepto cuando en Francia se despertó “varias veces a las seis de la mañana”, y descubrió que el Sol salía antes de lo acostumbrado por lo que pensó que se podría ahorrar mucho aceite por la noche si la gente se levantara antes a hacer sus labores, de acuerdo con un artículo de la revista National Geographic.

Sin embargo, el razonamiento del ex presidente de los Estados Unidos no fue suficiente para aplicar esta medida de manera generalizada, pues fue hasta la Primera Guerra Mundial cuando Alemania lo adoptó para ahorrar recursos para la guerra.

Estados Unidos copió la táctica de su enemigo solo durante la Guerra y posteriormente en el embargo árabe de 1973. Finalmente hasta el 2005 se promulgó en ese país una ley federal. En México se empezó a utilizar en 1996 durante el sexenio de Ernesto Zedillo. 

Con la aplicación del Horario de Verano se modifica la hora de encendido de la luz en las horas de mayor demanda de electricidad (de siete a diez de la noche) con lo que también se reduce la quema de combustibles, de acuerdo con el FIDE.

“Es importante adoptar todas las medidas posibles para racionalizar el uso de la energía y contribuir a reducir la vulnerabilidad de la población y los ecosistemas del país frente a los efectos adversos del cambio climático, con acciones de mitigación, como el horario de verano”, recomienda el FIDE en su página de internet.

El cambio del horario de verano no es igual para todo el país pues en tres estados de la frontera norte en vez de empezar el primer domingo de abril y terminar el primer domingo de octubre a las 2:00 horas de la mañana, empieza en marzo y termina en noviembre.

Concretamente, para los municipios más al norte de Coahuila, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas el horario de verano arranca el segundo domingo de marzo y termina el primer domingo de noviembre a las 2:00 horas.