Economía

Hacer trámites, principal vía de corrupción

Mil 600 millones de pesos es el costo que representó para las empresas en 2016 'librar' o agilizar procesos, siendo los actos más comunes los relacionados con seguridad pública seguido por las averiguaciones previas.
Jassiel Valdelamar | Leticia Hernández 
03 julio 2017 14:57 Última actualización 04 julio 2017 5:5
Etiquetas
Corrupción. (Shutterstock)

Corrupción. (Shutterstock)

Ocho de cada 10 empresas en México perciben actos frecuentes de corrupción por parte de servidores públicos, reveló la Encuesta Nacional de Calidad Regulatoria e Impacto Gubernamental en Empresas (ENCRIGE) 2016 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Dos de cada tres actos ocurren en la agilización de trámites, con 64.5 por ciento de menciones. Un 39.4 por ciento es para evitar multas, 30.7 por ciento para obtener licencias o permisos y 29.7 para evitar la clausura del establecimiento.

1
 

 

corrupción


El estudio revela que 11 por ciento de las empresas participaron en un acto de corrupción en 2016. Los actos son más comunes en el contacto con las autoridades de seguridad pública, con un 27.5 por ciento del total de los trámites, seguido de las averiguaciones previas (15.6), procesos judiciales laborales o mercantiles (15.4) y licencias o permisos especiales (12.5).

El Inegi estima que los costos de corrupción para las empresas sumaron 1.6 mil millones de pesos en 2016, unos 12 mil 243 pesos por firma.

Tabasco, Veracruz y la Ciudad de México son las entidades donde las empresas perciben mayor corrupción, ya que el 92.7, 92.1 y 91.5 por ciento consideró que en esas entidades los actos son frecuentes o muy frecuentes.


GRANDES COSTOS

Gustavo de Hoyos Walther, presidente de la Coparmex, señaló que el costo de la corrupción se estima entre el 8 y 10 por ciento del PIB, lo que propicia que muchas oportunidades de inversión se pierdan al no cristalizarse por falta de certeza.

“En algunos casos, la mala calidad del marco regulatorio es un detonador de actos de corrupción”, dijo. Consideró que el exceso de regulación y la regulación obsoleta constituyen un inhibidor de la competitividad.

“Ambos fenómenos generan un incremento en los costos de transacción e ineficiencia en los procesos empresariales”, mencionó el empresario.

Irma Cruz, presidenta de la Canacope CDMX, indicó que la corrupción merma económicamente a las empresas y debilita su confianza en las autoridades, pues para realizar cualquier trámite de su negocio dentro de la legalidad o para aspirar a una expansión o crecimiento, se encuentra con actos de corrupción que las frenan.