Economía

Superávit primario, una señal positiva para los mercados

Especialistas coincidieron en que el superávit primario de 40 mil 814 millones de pesos, pronosticado en los Precriterios Económicos para 2017 representa un mejor manejo de las finanzas públicas y manda una señal positiva a los mercados.
Dainzú Patiño
03 abril 2016 22:38 Última actualización 04 abril 2016 5:5
dinero

El superávit representa un mejor manejo de las finanzas públicas para el próximo año, señalaron especialistas. (Bloomberg)

En los Precriterios Económicos para 2017 se pronostica un superávit primario de 40 mil 814 millones de pesos, que puede interpretarse como una buena señal para los mercados y para la inversión.En tanto, para 2016 se espera un déficit primario de 114 mil 319 millones de pesos.

Especialistas explicaron que un superávit de este tipo (antes del pago de deuda) indica si el gobierno puede financiar sin problemas las operaciones propias y si está siendo capaz de generar flujos de tesorería para sus operaciones.

“Representa un mejor manejo de las finanzas públicas para el próximo año, con recursos generados por México”, expuso Gabriel Pérez del Peral, director de la Escuela de Economía de la Universidad Panamericana.

Agregó que puede interpretarse como una señal positiva para las inversiones, ya que “este indicador es el que ven los traders y los brokers en los pisos de inversiones”.

Pérez del Peral consideró que se trata del acuse de recibido de la revisión de la perspectiva de estable a negativa de la calificadora Moody’s hecha el jueves pasado.

“La calificadora fue clara, indicó que el gobierno mexicano tenía un año para demostrar que tiene controlada la deuda, o de lo contrario bajaría la calificación a la zona categórica de las B”, subrayó.

Por su parte, el titular de la Unidad de Planeación Económica de la Secretaría de Hacienda, Luis Madrazo comentó que se trata de una medida que se usó mucho en los años ochenta cuando el costo financiero era muy alto debido a altos índices de inflación y tasas de interés.

“Lo que se plantea para 2017 es un poco recompensa del esfuerzo de las últimas décadas para mantener una inflación baja, credibilidad y eficiencia en la emisión de deuda. Es un dato muy relevante, porque el costo financiero es ya relativamente menor que otros países, ronda los dos puntos del PIB, Brasil está por arriba de ocho por ciento”, apuntó Madrazo.

No obstante, Héctor Villarreal, director del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), señaló que debe revisarse cómo se está clasificando el superávit. “Podría estar disfrazado con emisión de instrumentos para la inversión productiva como la inyección de capital a través de las asociaciones público privadas”.

En tanto, se prevé que el costo financiero aumentará 15.4 por ciento real anual en 2017, previendo que conforme se consolide la recuperación en Estados Unidos ocurrirá un aumento en las tasas de interés en ese país y por ende alrededor del mundo. “Esto es una de las principales motivaciones para llevar a cero el déficit el año que entra”, culminó Madrazo.

ECONOMIA-4abril2016_pag5_web