Economía

Sugieren bajar más tasa impositiva por repatriar

Expertos estiman que el gobierno federal debe bajar todavía más las tasas del ISR para que los mexicanos que cuentan con dinero en el extranjero lo regresen al país.
Dainzú Patiño
25 enero 2017 22:14 Última actualización 26 enero 2017 5:0
ME peso ahogado. (Especial)

Se especulaba una tasa de cuatro por ciento, señalaron especialistas. (Especial)

El gobierno tendrá que hacer más atractivas las condiciones para que los mexicanos que tienen cuentas en el extranjero retornen su capital para invertirlo en el país.

La semana pasada la Secretaría de Hacienda publicó un Decreto en el que se ofrece por los próximos seis meses una tasa de ISR de ocho por ciento sobre el capital repatriado; pero esta tasa es aún alta, considerando que también habría pérdidas al convertir dólares a pesos.

Además, en el caso de las empresas se debe determinar la participación de utilidades a los trabajadores, lo que eleva la tasa a 18 por ciento, explicó Herbert Bettinger, director de Bettinger Asesores.

“Se especulaba una tasa de cuatro por ciento. El Decreto mejora algunas condiciones en comparación con el año pasado. En vez de tres, son dos años los que debe permanecer el capital en México y el pago es anónimo. Se esperaba un pago de impuestos ‘agradable’, antes habíamos tenido tasas de 0.5 y uno por ciento”, añadió.

La tasa de ISR que se aplicará, es más baja que la de 30 a 35 por ciento que se paga comúnmente en México, pero es más alta que la aplicada en años previos.

En 1989 se aplicó una tasa de cinco por ciento y en 1990 de uno por ciento. En 1995 fue de 0.5 a uno por ciento y en 2009 de cuatro por ciento para personas físicas y de siete por ciento para personas morales, señala información del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP).

“No conviene repatriar”, indicó Carlos Cárdenas, consejero independiente y expresidente del IMCP.

Llevémoslo a un ejemplo simple. Si una persona invirtió un capital de 100 dólares, por ese dinero ganó 10 dólares en Estados Unidos y si lo repatría tendría que pagar 8 por ciento sobre 110 dólares, que es 8.80 dólares. En tanto, si lo conserva en el extranjero, el fisco mexicano le cobraría 35 por ciento sobre la ganancia, en este caso los 10 dólares, es decir que pagarían sólo 3.5 dólares, explicó.

Para hacer más atractiva esta tasa, Hacienda tendría que estipular condiciones en las reglas que están por publicarse, como mantener las inversiones en dólares, sugirió Bettinger.