Economía

‘Sufren’ mercados financieros en los tres primeros años de EPN

Debido a la volatilidad e incertidumbre registrada a nivel mundial, los mercados financieros mexicanos tuvieron balances negativos en los tres primeros años de la actual administración federal, principalmente en el rubro cambiario y accionario.
Thamara Martínez
01 diciembre 2015 0:2 Última actualización 01 diciembre 2015 5:5
dólar

El desempeño del mercado cambiario fue negativo, puesto que el precio de la divisa estadounidense se elevó 28 por ciento. (Cuartoscuro)

Los mercados financieros en México reportaron un balance negativo en la primera mitad de la actual administración, afectados por la volatilidad e incertidumbre global.

El peor balance se observó en el mercado accionario, ya que en los primeros tres años de gobierno acumuló un crecimiento nominal de apenas 3.8 por ciento.

Esta fue su peor cifra en varios sexenios, por lo menos desde la primera mitad de Carlos Salinas de Gortari. En el sexenio de Felipe Caldero el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) avanzó 24 por ciento y con Vicente Fox la ganancia fue de 51 por ciento, en un periodo similar.

También resultó negativo el desempeño del mercado cambiario, ya que el precio de la divisa estadounidense se elevó 28 por ciento. Al cierre del sexenio anterior el dólar se ubicó en 12.9 pesos y ayer cerró en 16.6 pesos.

Por lo anterior, la cotización del peso mexicano observó en esta administración su más importante depreciación desde los primeros tres años de gobierno de Ernesto Zedillo, cuando el tipo de cambio registró un crecimiento de 139 por ciento.

Alejandro Padilla, director de estrategia de renta fija y tipo de cambio de Grupo Financiero Banorte, destacó que la percepción que hay actualmente sobre México por parte de los mercados financieros es bastante buena a pesar de que la coyuntura global ha sido muy complicada.

Indicó que el mal desempeño de la bolsa y del tipo de cambio obedece a lo que ha sucedido en la coyuntura internacional.

No obstante, el especialista destacó que a pesar de la fuerte depreciación que ha experimentado la divisa mexicana, “si la comparamos con otras divisas, tanto de economías emergentes como desarrolladas, su comportamiento ha sido un poco más defensivo y esto también ha sido una señal de que hay confianza en el país”.

DESCALABRO PETROLERO
Uno de los principales sectores que proveen de divisas al país es el petrolero, que recibió un importante golpe ante el dramático descenso de los precios internacionales y una menor producción.

De noviembre de 2012 al cierre del mismo mes este año, el precio de le mezcla mexicana cayó 54.6 por ciento. En la administración pasada su precio ganó 52.3 por ciento.

“Desafortunadamente la mezcla mexicana de petróleo ha tenido una disminución muy importante y esto no obedece a una política local, más bien obedece a la dinámica de los precios de los commodities a nivel global”, comentó Padilla.

Destacó que algo que han aplaudido mucho los inversionistas y que se ve reflejado en los mercados, es el hecho de que México es de los pocos países, dentro del segmento de economías emergentes, que han logrado llevar a cabo reformas estructurales que hacia delante pueden ser un factor diferenciador muy importante.

en la primera mitad del sexenio