Economía

Subsidios a la luz en peligro de extinguirse

Los subsidios a tarifas eléctricas perjudican el mercado competitivo al distorsionar los precios, por lo que el inicio del mercado eléctrico mayorista será el parteaguas para éstas dejen de recibir cerca de 100 mil millones de pesos anuales para reducir el costo por kilowatt-hora de los recibos.
Sergio Meana
11 enero 2016 23:51 Última actualización 12 enero 2016 5:5
electricidad

La existencia de subsidios en tarifas eléctricas dificulta el adecuado funcionamiento de un mercado competitivo, señalan especialistas. (Cuartoscuro)

Los subsidios a la electricidad están en peligro de extinción.
La entrada total en operaciones del mercado eléctrico mayorista es el parteaguas que empresarios y expertos esperan para que las tarifas residenciales dejen de recibir cerca de 100 mil millones de pesos anuales para reducir el costo por kilowatt-hora de los recibos que llegan a las casas de México con casi 40 por ciento de descuento.

La transición no será fácil, apunta un estudio reciente del Centro de Investigación y Desarrollo (CIDAC), pero es necesario, pues de lo contrario estará distorsionado el nuevo mercado eléctrico.

“La existencia de subsidios en tarifas eléctricas dificulta el adecuado funcionamiento de un mercado competitivo al distorsionar los precios y mandar señales equivocadas a los consumidores”, explicó el CIDAC.
Lo anterior porque si un servicio tiene precios menores a lo que en realidad cuesta producirlo es más fácil que los consumidores tengan un consumo dispendioso ya que no internalizan adecuadamente el valor de contar el servicio.

FOCOS
*Los hogares dejarían de recibir hasta 100 mil millones de pesos en subsidios.

* Los expertos sostienen que los subsidios distorsionan el mercado eléctrico.

*Al no pagar el verdadero costo de generación, los clientes son dispendiosos.Oportunidad. Empresas privadas querrán entrar sólo si no ven distorsión en precios eléctricos.

Para otras tecnologías, como las renovables los subsidios se convierten en una barrera de entrada.

Isabel Studer, directora del Instituto Global para la Sostenibilidad, declaró que los apoyos a estas tarifas cambian las decisiones de consumo e inversión energética hacia opciones menos eficientes, pues distorsionan deliberadamente los precios.

“Esto impide la competencia en igualdad de condiciones”, destacó Studer.

Si bien las tarifas eléctricas siguen disminuyendo y el discurso oficial señala que es por la reforma energética, para el CIDE se debe a factores muy distintos: el principal, la baja en el precio del gas natural, y el segundo, que se haya incrementado el monto de los subsidios.

“Si la reducción del precio del gas natural no explica todo el descenso de las tarifas eléctricas es de alta probabilidad que se esté subsidiando en mayor medida las tarifas residenciales para lograr esta disminución en el precio”, advirtió el documento.

Sin afirmar ni negar que efectivamente han incrementado los subsidios para reducir las tarifas, Hacienda respondió que es inviable dar mayores apoyos a zonas específicas como Veracruz donde legisladores de la Cámara de Diputados solicitaron el apoyo.

La dependencia mencionó que a los usuarios domésticos se les aplican tarifas preferenciales, ya que no cubren los costos de suministro al pagar un precio menor al costo. “Pagan menos del 39 por ciento de su costo de suministro y el gobierno federal otorga apoyos al consumo de energía al 98 por ciento de los usuarios del servicio público de energía eléctrica a través de menores precios”, dijo Hacienda.

>