Economía

Subasta eléctrica inauguraría el nuevo mercado en octubre

Con la subasta de electricidad de largo plazo, que será lanzada en octubre, los interesados ofrecerán a CFE un monto en kilowatts a un determinado precio por 20 años y los ganadores obtendrán contratos para suministrar luz a la Comisión, que a su vez la enviará a todas las casas y comercios del país.
Sergio Meana
08 septiembre 2015 23:56 Última actualización 09 septiembre 2015 5:5
energía eléctrica

La subasta de electricidad a largo plazo será lanzada en octubre de este año. (Bloomberg)


CIUDAD DE MÉXICO.- Las Bases del Mercado Eléctrico publicadas ayer por la Secretaría de Energía (Sener) y la Comisión Reguladora de Energía (CRE) serán el punto de partida para una nueva manera de interactuar en el consumo de luz en México.

La atención se debe fijar en la subasta de electricidad de largo plazo, cuyos ganadores obtendrán contratos por entre 15 y hasta 20 años para suministrar luz a la CFE que luego la enviará para ser consumida por privados a todas las casas y comercios del país, explicó Adrian Escofet, Presidente de la Asociación Mexicana de Energía Eólica (AMDEE).

Esta subasta se lanzará en octubre y la presentación de ofertas y declaración de ganadores se hará en el primer trimestre de 2016.
Los generadores privados interesados ofrecerán a CFE un monto en kilowatts a un determinado precio por 20 años, pero no hay un solo ganador.


Por ejemplo si CFE necesitara 19 mil gigawatts hora (GWh) para todos los usuarios residenciales, puede comprarle al que ofrezca el precio más barato 8 mil GWh a 150 pesos y luego al que sigue 6 mil GWh a 200 pesos y así sucesivamente hasta llegar a los 19 mil GWh que hoy se consumen entre todas las casa del país.

Se subastaran tres elementos: energía, potencia y certificados de energía limpia. El proceso será vital para el mercado y todas las casas, comercios y hasta hoteles del país, pues de sus resultados dependerá si la luz será comprada más barata por CFE y por tanto vendida a menores precios, apuntó Escofet.

“Eso inaugura formalmente el mercado abierto a México. Va a mandar las primeras señales de precio reales al mercado, es decir se va acabar toda la discusión de que si las renovables son competitivas que desde luego que sí lo son, se van a tener ya datos firmes de los certificados de energía limpia, de la energía, de la potencia”, dijo.