Economía

Startups de EU no logran atraer a los pequeños inversionistas

Analistas estiman que la apertura en las reglas para que cualquier persona pueda comprar una participación en una startup en EU es lenta.  
21 mayo 2017 21:27 Última actualización 22 mayo 2017 5:0
Agave Lab

Startups en EU han captado 37.6 mdd de pequeños inversionistas. (Cortesía)

Ha pasado un año desde que entraron en vigor las reglas que permiten que cualquier persona, no sólo los ultra ricos, compren una participación en una empresa de reciente creación (startup), pero resulta que pocos están interesados.

Los inversionistas pusieron unos 38 millones de dólares en 142 empresas desde mayo de 2016, cuando el Título III de la Ley JOBS permitió el crowdfunding en acciones para los inversionistas no acreditados, de acuerdo con NextGen Crowdfunding LLC.

El lento comienzo es un error de redondeo en el sistema y un poco sorprendente, según Richard Swart, miembro del consejo fundador de la Crowfunding Professional Association. “Todos esperábamos que estos números fueran de dos o cinco veces más”, dijo.

En su opinión, la práctica todavía está en su infancia. Wefunder, StartEngine y SeedInvest son las principales plataformas de crowdfunding, y muchos fundadores no son conscientes de que existe esta opción. Y entre quienes la exploran, muchos deciden que no vale la molestia ni el gasto.

Datos de NextGen muestran que las compañías gastan entre 20 mil y 50 mil dólares en asuntos legales, contables y de marketing, un desembolso importante para una startup que sólo busca obtener un par de cientos de miles de dólares.

Las startups de tecnología han ignorado en gran medida la nueva opción de recaudación de fondos porque se benefician más del sistema existente.

Los fundadores pueden recaudar una cantidad ilimitada de dinero de inversionistas acreditados sin gastar un centavo o tener que divulgar ampliamente la información financiera de la empresa. El dinero de esos inversionistas es más valioso también, porque viene con la experiencia y redes personales de los inversionistas que los fundadores pueden aprovechar para contratar empleados y conseguir clientes.