Economía

Si hoy fueran las elecciones, 4% de los empresarios votaría por el PRI

El Estudio Nacional de Factores de Impacto en el Desempeño de las Empresas realizado por FTI Consulting arrojó que, de cara a la elección presidencial de 2018,  55 por ciento de los empresarios se mantiene indeciso sobre la intención de voto.
Jassiel Valdelamar
25 agosto 2016 15:15 Última actualización 25 agosto 2016 15:26
Votacion

(Cuartoscuro)

Si hoy fueran elecciones presidenciales, sólo el 4 por ciento de los empresarios en el país votaría por el PRI, 15 por ciento por el PAN y 5 por ciento por Morena, de acuerdo con la firma global de consultoría FTI Consulting.

En su “Estudio Nacional de Factores de Impacto en el Desempeño de las Empresas”, la firma destacó que la mayoría de los empresarios (55 por ciento) se mantiene indeciso sobre la intención de voto, un 11 por ciento dijo que se abstendría y el 10 por ciento que votaría por un candidato independiente.

Si bien se podría pensar que esta baja intención del voto hacia el PRI se debe al débil desempeño del gobierno, el estudio arrojó una mejora ligera de la percepción empresarial sobre el gobierno en diversos rubros.





Por ejemplo, el desacuerdo con las reformas impulsadas por el actual gobierno en el sector empresarial bajó de 65 a 58 por ciento, mientras que el apoyo subió de 32 a 35 por ciento. Además la aprobación al fomento del empleo por parte del gobierno subió de 44 a 52 por ciento, siendo este uno de los aspectos mejor evaluados por los empresarios en el desempeño del gobierno.

Por el contrario, sobre la evaluación del desempeño de las autoridades, el 40 por ciento de los empresarios no se sienten confiados de que las autoridades castiguen a quienes cometen un delito contra sus empresas. Aunado a esto, en cuanto a la calificación de los servicios que el sector empresarial recibe del gobierno, la insatisfacción aumentó de 42 por ciento en 2014 a 53 por ciento este año.

Sergio Díaz, director administrativo de FTI Consulting, comentó que se identificó una opinión menos favorable del empresariado hacia su entorno económico que en los dos años anteriores y ciertas mejoras en su evaluación de lo que hace el gobierno en algunos aspectos, pero sobre todo, en términos generales, si bien el empresariado continúa positivo hacia el futuro del país, ese optimismo es menos fuerte que lo que registramos el año pasado.

:
>