Economía

Señales indican recuperación al
final de 2014

Aunque el Banco de México ajustó su expectativa de crecimiento de la economía y bajó su techo de 2.8 a 2.5 por ciento, en su informe trimestral señaló que el impulso de las exportaciones y la demanda interna permitieron una moderada expansión.
Marcela Ojeda
20 noviembre 2014 0:58 Última actualización 20 noviembre 2014 5:5
Banxico

Agustín Carstens indicó que el próximo año se estima un crecimiento del PIB de entre 3.0 y 4.0 por ciento. (Archivo Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- El Banco de México ajustó su expectativa de crecimiento de la economía y bajó su techo de 2.8 a 2.5 por ciento. Sin embargo, en su informe trimestral señaló que el impulso de las exportaciones y la demanda interna permitieron una moderada expansión.

De acuerdo con analistas privados, el PIB crecería 3.4 por ciento en el último trimestre del año. Por separado, el titular de la SHCP, Luis Videgaray, señaló que la economía se acelera en virtud de datos del sector del automóvil, empleos y ventas domésticas, entre otros.

La junta de gobierno del Banxico previó que en 2014 el Producto Interno Bruto (PIB) crecerá cuando menos 2.0 por ciento, y máximo 2.5 por ciento, reduciendo con ello su pronóstico por tercera vez en el año.

Con el nuevo rango, su escenario más optimista resultó menor en 0.3 puntos porcentuales al límite inferior estimado un trimestre atrás, y 0.2 puntos porcentuales inferior al previsto por la Secretaría de Hacienda.

El pronóstico previo del Banxico para el PIB de 2014, se situó entre 2.0 y 2.8 por ciento; mientras que en el trimestre inmediato anterior a éste, lo ajustó de 3.0 a 4.0 por ciento, a un rango de 2.3 a 3.3 por ciento.

En aquél momento, indicó que existía la probabilidad de que la parte más importante de la desaceleración ya se hubiera dado, por lo que hacia adelante se debería esperar un crecimiento más vigoroso. Sin embargo, éste no se dio, y se redujo el intervalo.


En conferencia de prensa acerca del Informe trimestral de inflación julio-septiembre 2014, el gobernador de banco central, Agustín Carstens, indicó que para el próximo año se estima un crecimiento del PIB de entre 3.0 y 4.0 por ciento, y para 2016, de 3.2 a 4.2 por ciento.

Dijo que en el tercer trimestre del año la actividad económica en México continuó recuperándose, pero a un ritmo más moderado que en el periodo previo, y que donde posiblemente se ha registrado una recuperación más lenta ha sido en los factores del gasto interno, tanto por el lado del consumo como de la inversión.

En materia de empleo, destacó que si bien ha habido un récord en el registro de trabajadores asegurados en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), este dinamismo no se refleja en el índice de población ocupada, lo que indica que ha habido un traspaso importante de trabajadores del sector informal al formal.

El pronóstico de la generación de empleos formales para el cierre del año es de 640 mil a 710 mil; para 2015, de 620 mil a 720 mil, y para 2016, de 640 mil a 740 mil plazas.