Economía

Inseguridad e ineficiencia en gasto público frenan economía: GBM

La operadora pronostica, al igual que el FMI, que el crecimiento económico del país será de 3 por ciento y el tipo de cambio se mantendrá hacia niveles de 12.60 pesos por dólar durante 2014.
Clara Zepeda
09 abril 2014 10:59 Última actualización 09 abril 2014 11:53
[Bloomberg] La venta obedece a la estrategia de fortalecimiento de capital y aceleración de crecimiento de la empresa. 

[Bloomberg] La venta obedece a la estrategia de fortalecimiento de capital y aceleración de crecimiento de la empresa.

CIUDAD DE MÉXICO.- Dos temas domésticos están obstaculizando el crecimiento económico de México: la violencia y la ineficiencia en la implementación del gasto público, dijo este miércoles Olaf Sandoval, senior economista para América Latina de GBM.

Durante la apertura del TraderDay de GBMHomeBroker, Sandoval dijo que debido a los índices de violencia en el país es importante que se garantice la seguridad y estado de Derecho.

Con respecto a la implementación del gasto público, dijo que debido a que es el principal catalizador de la economía, es apremiante que el gobierno ejerza éste de manera apropiada para que se ejecute en la economía real.


Ante participantes del TraderDay, en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), el economista de GBM anunció que la entidad no ha revisado su perspectiva a la baja, como lo han hecho la mayoría de las áreas de análisis económico de bancos y corredurías, ya que pronostican que el crecimiento de 2014 va a tender a un crecimiento potencial de 3 por ciento, como ayer lo pronosticó el Fondo Monetario Internacional (FMI).

A raíz de que las estimaciones económicas han sido muy optimistas, bancos, corredurías, organismos internacionales, entre otros están pronosticando un crecimiento de alrededor de 3 por ciento.

Pese a lo anterior, Olaf Sandoval dijo que el tipo de cambio tiene potencial de apreciación hacia niveles de 12.60 pesos por dólar durante 2014.

“No sólo el impacto de reformas estructurales, sino también el manejo responsable de las finanzas públicas, el riesgo país menor al que registran las economías emergentes, una línea de crédito con el FMI y el bajo endeudamiento soberano, respaldan un tipo de cambio más fortalecido”, explicó Sandoval.

Prevé que la inflación este año podría alcanzar una tasa de 3.7 por ciento; mientras que estima un ajuste en la tasa de referencia 25 puntos base, para que Banco de México la ubique en 3.75 por ciento.

En tanto, aunque el especialista de GBM alerta sobre señales negativas en los mercados por leyes secundarias indeseables, afirmó que lo peor de materia política ya pasó, por lo que sí espera que en un periodo extraordinario en mayo se cristalice esta regulación.