Economía

Retrasan la construcción del tren de carga del NAICM por discrepancias con pobladores

En marzo la SCT informó que la construcción del tren comenzaría en mayo de este año y que sería concluido en septiembre de 2016. Ahora el trazo tuvo que ser modificado porque los habitantes de El Caracol no están de acuerdo con el proyecto.
Everardo Martínez
17 noviembre 2016 9:16 Última actualización 17 noviembre 2016 11:34
Obras NAICM. (Cuartoscuro)

De acuerdo con Mascott, ahora la inversión que tendrá que realizar Ferrovalle ascenderá hasta 750 millones de pesos, desde los 300 millones que inicialmente hubiese costado. (Cuartoscuro / Archivo)

El tren de carga que realizará Ferrovalle para atender el traslado de escombros e insumos para la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) se retrasará medio año.

"Se cambió el trazo, no se pudo entrar por El Caracol y se tuvo que ir por la zona nororiente (rodeando el primer trazo) y al cambiarlo se tuvo que volver hacer el proyecto ejecutivo, el cual ya se concluyó y ya van a empezar la construcción para que se inaugure en marzo de 2017", señaló Yuriria Mascott, subsecretaria de transportes de la SCT.

En marzo, la funcionaria expuso que la construcción del tren comenzaría en mayo de este año y que sería concluido en septiembre de 2016.



El tren será construido por Ferrovalle, que es una empresa con cuatro accionistas igualitarios: uno es la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), los otros son Ferromex, Ferrosur y Kansas City Southern de México.

La obra consiste en la construcción de un ramal de vías de ferrocarril que llegará hasta el polígono donde se construye la terminal aérea y que se unirá con las vías generales que van de la Ciudad de México a Veracruz.

"Se cambió el tranzo porque hubo un problema social en la parte norte del Caracol, los habitantes no querían y para mantener la paz social se cambió el trazo, ahora será de 10 kilómetros", añadió la funcionaria.

Originalmente era un ramal de 5.6 kilómetros de longitud; ahora el trazo se amplió hasta Santa María Ixtapan y San Cristobal Nexquipayac por la autopista Pirámides-Texcoco.

De acuerdo con Mascott, ahora la inversión que tendrá que realizar Ferrovalle ascenderá hasta 750 millones de pesos, desde los 300 millones que inicialmente hubiese costado.

Este tren lo realizará Ferrovalle con sus recursos y prestará el servicio de transportación ferroviaria a las empresas que lo soliciten para sacar y meter insumos relacionados con la construcción de la terminal.

Según las estimaciones del gobierno federal, estarán entrando 40 millones de metros cúbicos de materiales al polígono de construcción.

Además, la obra originalmente contemplaba un patio ferroviario que consistirá en cinco vías de 1.5 kilómetros de longitud dentro del polígono para que se pueda cargar y descargar el tren.

El destino de este tren, según la funcionaria, podría enfocarse a la terminal de carga del nuevo aeropuerto, una vez que opere.

El NAICM será construido para responder al crecimiento de pasajeros aéreos en México que se ha enfrentado a la saturación de la actual terminal. Se espera concluya en octubre de 2020.