Economía

Se requiere mayor inversión para acelerar el crecimiento: CEESP

De acuerdo con el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado, el lento crecimiento de la economía responde a la constante baja de la inversión pública en infraestructura.
Leticia Hernández
30 octubre 2016 11:36 Última actualización 30 octubre 2016 12:2
 [Bloomberg] Su combate requiere un programa integral, inteligente, con varias metas y estrategias prácticas e inmediatas: CEESP. 

[Bloomberg] Su combate requiere un programa integral, inteligente, con varias metas y estrategias prácticas e inmediatas: CEESP.

Para hacer más competitivo al país se requiere trabajar en la mejora del marco regulatorio, fortalecimiento de las instituciones y ampliación de la infraestructura en el país, aspectos vinculados a una eficiente asignación de recursos y mayores niveles de inversión como la clave para acelerar el crecimiento, expone el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado.

“El lento crecimiento de la economía responde por una parte al modesto avance de la actividad industrial de Estados Unidos, pero por otro lado, a la constante baja de la inversión pública en infraestructura”, advierte el CEESP.

Explica que datos de la actividad industrial, la producción en el segmento de construcción de obras de ingeniería civil mantiene caídas mensuales de 3.3 por ciento en agosto, pero su comparación anual reporta un desplome de 19.5 por ciento, la disminución más pronunciada desde noviembre de 1995.


“Es fundamental acelerar los cambios que permitan consolidar un entorno atractivo para la inversión que contribuya a fortalecer un ritmo de crecimiento que permita satisfacer las necesidades de empleo y bienestar de los hogares”, señala en su comentario semanal.

Tras la evidencia del rezago en competitividad que mostró México al descender dos posiciones en el índice Doing Business del Banco Mundial, al sitio 47, el CEESP advierte que es fundamental acelerar los cambios que permitan consolidar un entorno atractivo para la inversión que contribuya a fortalecer un ritmo de crecimiento que permita satisfacer las necesidades de empleo y bienestar de los hogares.

La importancia de una política regulatoria que estimule la actividad empresarial, junto con un entorno de eficiencia de las instituciones encargadas de la procuración de justicia con el objetivo de establecer claras reglas del juego, combatir la corrupción, impunidad e inseguridad, son aspectos que “sin duda llevará a que la economía mexicana se vuelva más competitiva”, señala.