Economía

Durará dos días más desabasto de gasolinas

Carlos Murrieta, director general de Pemex Transformación Industrial, declaró a El Financiero Bloomberg que la falta de gasolina en la región Bajío se debe a las compras de pánico y a tomas clandestinas.
Víctor Piz
26 diciembre 2016 15:41 Última actualización 27 diciembre 2016 5:0
[Gasolina Magna costará 12.13 pesos y la Premium de 12.69 pesos por litro. / Cuartoscuro] 

Jalisco, Oaxaca y Durango se suman a la lista de entidades con poca gasolina. (Cuartoscuro)

El abasto de gasolinas en el país se regularizará en los siguientes dos a tres días en varios estados, informó Carlos Murrieta, director general de Pemex Transformación Industrial en entrevista con El Financiero -Bloomberg.

“A nivel país tenemos más de seis días de inventario y tenemos barcos esperando a ser descargados, el producto está aquí en México, lo que tenemos que hacer es moverlo hacia esa región del Bajío, a la que es más complicado llegar, porque es a través de ductos como se lleva el producto, si hay tomas clandestinas nos paran el flujo que afecta la distribución, es una cuestión de logística”, dijo.

El abasto óptimo en este lapso de tiempo dependerá de que no hayan más tomas clandestinas, y que los transportistas sigan apoyando como siempre lo han hecho, dijo.


En estados como San Luis Potosí y Guanajuato se ha registrado desabasto en gasolineras desde la semana pasada, hecho que Murrieta atribuyó a compras de pánico que rebasan la oferta, explicó.

A estos estados se han agregado también reportes de Jalisco, Oaxaca y Durango, en donde en algunas estaciones de servicio los combustibles comienzan a escasear.

El funcionario detalló que la información disipada en redes sociales sobre un posible desabasto, generó un círculo vicioso de abasto y demanda en pocas horas.

Dijo que en promedio la demanda normal de San Luis Potosí es del orden de los 10 mil barriles diarios, y al día de hoy se están entregando 31 mil barriles, por lo que no se debería tener algún problema en el abasto.

Descartó que las estaciones de servicio estén negando el despacho de mercancía, ante la especulación de los precios al alza. “Sería muy malo que un gasolinero tenga producto y se niegue a venderlo, esto implica redimir el contrato”, agregó.

CONTRATOS AMARRADOS

El representante de Pemex informó que más del 80 por ciento de alrededor de 4 mil estaciones de servicio, que tienen su contrato de suministro a vencer el 31 de diciembre, tienen la intención renovar con la petrolera nacional.

Explicó que los contratos que se firmaron en 2014, “son provechosos para los gasolineros, pueden cancelar los contratos con un mes de anticipación, no es un compromiso a ocho años, tienen un plazo, pero ellos con 30 días de anticipación lo pueden cambiar. El contrato que se va firmar tiene mejores condiciones”, aseveró Murrieta.