Economía

Se moderará crédito
a vivienda por menor empleo y subsidios

Debido a menores niveles de generación de empleo y subsidios, para este año se prevé que el financiamiento para vivienda será menor que el registrado durante 2015, afirmó Carlos Serrano, economista en jefe BBVA Bancomer.
Jeanette Leyva
13 abril 2016 23:32 Última actualización 14 abril 2016 5:5
vivienda

Se prevé que para este año el financiamiento hipotecario será menor al de 2015.  (Foto: Bloomberg)

El mercado hipotecario crecerá por arriba de la economía, aunque a un menor ritmo menor que en el 2015, afirmó Carlos Serrano, economista en jefe BBVA Bancomer.

En conferencia de prensa para presentar el Informe "Situación Inmobiliaria", explicó que el financiamiento hipotecario creció en 11.2 por ciento en 2015, en el monto otorgado y 4.1 por ciento en el número de créditos y prevé que en éste sea menor, debido a que habrá menor generación de empleo formal y menores subsidios a la vivienda.

De acuerdo con la institución, las condiciones de financiamiento hipotecario han propiciado un mayor acceso a la vivienda. El crédito de la banca comercial ha aumentado el poder de compra de las familias, debido a las menores tasas de interés, mayores plazos y montos.
“Esto ha mejorado mucho el acceso al crédito para las familias, con lo que la demanda ha crecido de forma sostenida”, indicó la institución.

Además, la demanda de vivienda se origina en las zonas de mayor actividad económica y no necesariamente en las de mayor crecimiento de la población.

El hecho de que los institutos públicos otorguen mayores montos de crédito ha reconfigurado su relación a través de los productos de coparticipación con la banca, mismos que se han reducido.

Sin embargo, este cambio apunta a una ampliación de los segmentos medios. La vivienda nueva también recibió impulso e incrementó su valor, aunque a menor ritmo que la vivienda usada.

Por ello, en este año se espera que el crédito hipotecario siga creciendo, aunque a menor ritmo, en parte por menor generación de empleo formal en 2015, que se reflejará este año. Además de un menor monto de subsidios a la vivienda con respecto a 2015.

También el sector de la construcción tendrá una desaceleración producto del recorte presupuestal, el rezago de la obra civil por menor gasto en este año, ya que prácticamente en todo el año pasado el gasto en inversión física fue negativo y el Presupuesto de Egresos de la Federación presenta un presupuesto menor en este año en infraestructura, explicó el directivo.

“El PIB de la construcción tendrá un avance modesto en el 2016 con una obra civil detenida y un avance más lento de la edificación”, advirtió.
Se estima un avance del PIB de 0.6 por ciento en este año, desde un 2.5 por ciento en 2015.

MAYORES ALZAS EN PRECIOS
De acuerdo con el reporte Situación Inmobiliaria México realizado por BBVA Research, en las ciudades de México, Durango, Oaxaca, Tlaxcala, Tabasco, Tamaulipas y Zacatecas, es donde más se ha encarecido por arriba del 20 por ciento.

Por el contrario, las entidades con menores niveles de apreciación han sido Baja California, Baja California Sur, Jalisco, Nayarit, Nuevo León, Quintana Roo, San Luis Potosí y Sinaloa, que incrementaron entre 10 y 14 por ciento su valor en ese mismo periodo.

De los 32 estados del país, en 16 se ha encarecido por arriba del 18 por ciento el valor de la vivienda entre el segundo trimestre de 2012 y el tercer trimestre de 2015, de acuerdo con el índice de precios de la vivienda de la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF).

“Los precios de la vivienda en el país son cada vez más diversos y en los dos últimos años en particular, algunas zonas se alejan del promedio nacional”, explicó Samuel Vázquez, economista principal de BBVA Bancomer.

Detalló que en 2012 la demanda por segmentos medios y residenciales comenzó un periodo de bonanza, prácticamente en zonas metropolitanas consolidadas en donde la actividad económica y el ingreso son mayores.

En conferencia de prensa para presentar el reporte sobre el sector inmobiliario, señaló que este efecto se ha trasladado a las regiones en donde el ingreso y el empleo crecen con gran ritmo, y en donde la demanda se caracteriza por la adquisición de vivienda cada vez más cara, por encima de las casas de interés social.

Carlos Serrano explicó que en el caso de la Ciudad de México el no existir construcciones hacia arriba ha encarecido el valor de la vivienda.

“viviendas”