Economía

Se hunde llegada de inversión financiera

En el tercer trimestre de 2015, la inversión en cartera tuvo una caída anual de 79.2 por ciento, su quinto descenso consecutivo
y el más bajo en 13 años, de acuerdo con registros de Banxico,
esto originado por la volatilidad en diversos mercados.
Thamara Martínez
26 noviembre 2015 0:21 Última actualización 26 noviembre 2015 5:5
Dinero

La volatilidad obligó a algunos inversionistas a retirar fondos de mercados emergentes, incluido México. (Bloomberg)

La inversión de cartera en el tercer trimestre de este año reportó un flujo neto 933 millones de dólares, monto que implicó una caída anual de 79.2 por ciento.

Esta fue su quinta caída consecutiva y además fue el flujo de inversión más bajo en casi 13 años, desde el último trimestre de 2002, de acuerdo con los registros del Banco de México.

Los recursos del exterior hacia el mercado de deuda gubernamental cayeron 74 por ciento, mientras que al mercado de dinero y accionario privado disminuyeron 81 por ciento.

Marco Oviedo, economista en jefe de Barclays, explicó que esto fue resultado de una mayor aversión al riesgo que redujo el apetito por activos de mercados emergentes, dado que estuvo el anuncio de la depreciación del yuan por parte de las autoridades chinas, que trajo consigo mucha volatilidad y obligó a algunos inversionistas a retirar fondos de mercados emergentes, incluido México.

FOCOS
* Banxico destacó las medidas adoptadas por la Comisión de Cambios, en la venta de dólares, que permitió proveer liquidez al mercado y reducir la probabilidad de presiones adicionales. Esto disminuyó el saldo de las reservas internacionales.

*La autoridad monetaria destacó que pese a la volatilidad en los mercados la tenencia de valores gubernamentales en poder de extranjeros se mantuvo estable. Se redujo en instrumentos de corto plazo y siguió al alza en instrumentos de mediano y largo plazo.

Otro factor que el analista consideró como causal de la moderación en el flujo de inversión fue la expectativa respecto a que la Fed subiría las tasas de referencia en septiembre, que también es negativo para los mercados emergentes, a pesar de que México se diferencia del resto por la cercanía a Estados Unidos.

“Creo que esto ya era descontado, ya se sabía que los flujos a mercados emergentes iban a disminuir este año y el dato del tercer trimestre lo comprobó”.

“Si comparamos la inversión de cartera con trimestres anteriores, sí puede advertirse un nivel mucho más bajo”, dijo Alejandro Padilla, director estrategia de renta fija y tipo de cambio de Grupo Financiero Banorte. Indicó que esto es claramente el resultado de la volatilidad que se ha observado en los mercados internacionales.

Padilla destacó que en el tercer trimestre se vieron montos menores tanto en el mercado de renta fija como en el mercado bursátil.

CAMBIAN HORIZONTE DE INVERSIÓN
En el mercado de renta fija, con los datos del Banco de México, se observa que disminuyó de manera notable la tenencia de Cetes por parte de inversionistas extranjeros, pero la aumentaron a más largo plazo.

“Para ponerlo en contexto, en los últimos años hemos tenido cerca de 300 mil millones de pesos que los extranjeros venían acumulando en la tenencia de valores gubernamentales mexicanos y este año esa acumulación bajó su ritmo a unos 30 mil millones, una desacomulación considerable, pero lo importante es que no hemos visto caídas, más bien hemos visto que los extranjeros han moderado la tenencia de valores gubernamentales”, dijo Padilla.

Oviedo destacó que es muy probable que hacia el cuarto trimestre esta tendencia continúe. Quizá por el hecho de que hubo menos volatilidad en octubre la caída no sería tan pronunciada como en el caso del tercer trimestre, pero la inversión en cartera no llegará a los niveles vistos en años anteriores.

En el tercer trimestre de este año la cuenta corriente de la balanza de pagos registró un déficit de 8 mil 856 millones de dólares, que se derivó de saldos negativos en la balanza de bienes y servicios, con 9 mil 852 millones, y en la de renta, con 5 mil 404 millones, y de un superávit en la balanza de transferencias, con 6 mil 401 millones. En tanto, la cuenta financiera registró un superavit de 8 mil 339 millones.

Los flujos de inversión de cartera orientados a México en lo que va del año se redujeron.