Economía

SAT detecta 98 fraudes por devoluciones de impuestos automáticas

A través de la suplantación de identidad fueron defraudados alrededor de 79 contribuyentes, la mayoría de ellos asalariados, informó el Servicio de Administración Tributaria.
Redacción
28 abril 2015 9:59 Última actualización 29 abril 2015 5:5
SAT

(Edgar López)

CIUDAD DE MÉXICO.- El Servicio de Administración Tributaria (SAT) detectó de marzo a la fecha, 98 casos de contribuyentes a los que se suplantó su identidad vía electrónica.

A través de la plataforma del SAT, terceros presentaron las declaraciones anuales, poniendo en el apartado de la CLABE interbancaria para la devolución de saldos a favor, una diferente a la de los afectados, por lo que recomendó no compartir el RFC, ni la contraseña, ni los datos indispensables para entrar al sistema del SAT.

En entrevista con El Financiero, Ernesto Luna, administrador general de Auditoría Fiscal del SAT, señaló que por estos casos se devolvieron 2.13 millones de pesos por concepto de saldos a favor derivados de la presentación de declaraciones anuales, pero que fueron realizadas por terceros que suplantaron la identidad.

El dinero fue depositado a cuentas bancarias que no correspondían a las de los contribuyentes.


Para el depósito de saldos a favor, la autoridad fiscal sólo revisa que las cuentas estén vigentes, pero no coteja los nombres ni apellidos de los pagadores de impuestos.

“Se valida que la CLABE exista en el sistema bancario, regularmente la validación con el nombre es muy complicada (…) la estandarización de los nombres en los bancos es un tema, que sin duda, se tendrá que trabajar con ellos. Por ahora no es posible una validación a ese nivel. Por otra parte, retrasaríamos el compromiso del SAT de devolver en un periodo de máximo cinco días los saldos a favor”, explicó Luna.

Que no se cotejen estos datos, representa un riesgo para los contribuyentes, y es por esta situación que se están dando estos fraudes, de no hacerse cambios, este tipo de acciones continuarán, señaló por su parte Juan Manuel Franco, integrante de la Comisión Fiscal del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP).

Al respecto, el funcionario del SAT señaló que tras los cambios que se dieron con la reforma hacendaria, los mecanismos para el cotejamiento de esta información se perfeccionarán.

Descartó que se hubiese tratado de un hackeo masivo, sino de un abuso de confianza por parte de aquéllos a los que los contribuyentes brindaron su RFC y contraseña, que son los datos indispensables para entrar al sistema de la declaración anual.

Usualmente los pagadores de impuestos, brindan estos datos a sus contadores, pues consideran que realizar la declaración anual es un ejercicio difícil.

Franco manejó la hipótesis de que podría ser “una confabulación entre gente interna del SAT y terceros, pues es difícil que un contador defraude a su propio cliente; se da en muchos casos, pero cuesta trabajo pensar que desvíe los fondos para que se depositen en su cuenta”.

Luna expuso que previo a los depósitos se revisa que no haya incongruencia entre los nombres de los bancos a los que se suelen depositar los saldos a favor.

Previo a presentar su declaración anual 2014, Adriana Ramírez detectó que alguien más había hecho su declaración. El malhechor solicitó 5 mil pesos como saldo a favor a una cuenta de BanCoppel, cuando el ejercicio real, realizado con un contador y aplicando las deducciones personales, fue de 17 mil pesos. El año pasado solicitó su saldo en su cuenta de Scotiabank.

Para evitar ser víctima de un fraude en la declaración fiscal, se puede consultar esta guía.