Economía

Robo de petróleo,
'un asunto de
seguridad nacional'

El problema del robo de petróleo no está contemplado en ninguna de las leyes secundarias de la reforma energética; legisladores llamaron al gobierno federal a combatir con eficacia el delito,
que consideraron un 'asunto de seguridad nacional'.
Sergio Meana/Víctor Chávez
05 agosto 2014 0:3 Última actualización 05 agosto 2014 5:0
Plataforma petróleo

Robo de petróleo es tema de seguridad nacional, coincidieron legisladores. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- Diputados federales advirtieron que el robo de combustibles en el país “es un asunto de seguridad nacional” porque alcanza cifras “intolerables”.

Luis Espinosa Cházaro dijo que existen leyes para castigar este ilícito hasta con 12 años de cárcel, pero no se aplican; mientras que Armando Ríos Piter señaló que la compleja operación de Pemex requiere mucho más que los discursos.

"Si este petróleo de alta calidad se está vendiendo a un precio mucho menor, pues va a haber pérdidas, en perjuicio de la empresa y del patrimonio de los mexicanos, pero beneficios a favor de unos cuantos”, afirmó.







En las 21 leyes secundarias de la reforma energética no se toca el robo de petróleo, que le cuesta al país 60 millones de dólares al mes, coincidieron expertos.

Ni en el proyecto de la Ley de Hidrocarburos, ni en el de Ley de Órganos Reguladores Coordinados en Materia Energética se establecen castigos concretos contra dichos ilícitos.

Miriam Grunstein, académica del Centro de Investigación y Docencias Económicas (CIDE), explicó que para que se pierdan entre 19 y 20 mil barriles diarios de crudo Olmeca todos los días como lo publicó EL FINANCIERO se deben combinar corrupción, delincuencia y fallas sistemáticas en la medición en toda la cadena de valor. “Es un problema multifactorial: de robo, de descontrol, de corrupción, es de todo".

“Por ejemplo en cuanto a la medición es un problema gravísimo, gravísimo porque Pemex Refinación no sabe cuánto le entra de crudo a su sistema, ahora el crudo sí se lo están robando y es atribuible al crimen organizado”, dijo Grunstein.

Juan Acra, presidente de la comisión de energía de la Coparmex, indicó que si bien la reforma energética no establece medidas concretas para combatir el robo, los cambios legales sí permitirán asociaciones público-privadas que ayudarían a controlar la situación.

“Pemex va a invertir en donde haya proyectos más rentables por ejemplo en el caso de midstream, bajo mecanismos de asociación público-privadas o incluso mediante licencias y que en el sector podamos cobrarles una tarifa por este tipo de servicios a Pemex por barril almacenado, barril transportado”, dijo Acra.