Economía

Rivalidad petrolera de rusos y saudíes oculta amenaza iraní

Mientras Arabia Saudita ha comenzado a mandar petróleo
a Polonia y Suecia, tradicionalmente mercados rusos, el levantamiento de sanciones a Irán también podría afectar
el valor de los envíos rusos a Europa a partir del 2016.
Bloomberg
12 noviembre 2015 18:4 Última actualización 12 noviembre 2015 20:5
Irán

La mayor amenaza para el mercado petrolero será de Irán, afirman expertos. (Bloomberg)

Hay cada vez más competencia en el mercado petrolero más grande de Rusia. Si bien la invasión de Arabia Saudita en Europa está acaparando toda la atención, la mayor amenaza proviene de otra parte de Medio Oriente: Irán.

Arabia Saudita empezó a llevar crudo a mercados tradicionalmente rusos como Polonia y Suecia, pero la oferta enviada a Europa por la mayor exportadora mundial no aumentará lo suficiente para bajar los precios, dijo la consultora Stratfor, con sede en Texas. En contraposición a eso, un alza de las exportaciones iraníes tras el levantamiento de las sanciones podría corroer el valor de los envíos rusos a la región a partir del año que viene, según KBC Advanced Technologies.

La competencia más dura en Europa, destino de cerca del 70 por ciento de las exportaciones rusas de petróleo, tiene lugar en tanto el país ya batalla contra una recesión. Las ventas de petróleo y gas representan cerca de la mitad de los ingresos del gobierno y la depresión de los precios de las materias primas ha amplificado el golpe a la economía causado por las sanciones internacionales impuestas por el conflicto con Ucrania.

Un incremento de las exportaciones iraníes tras la firma de un acuerdo con potencias mundiales por su programa nuclear podría empeorar las cosas.

“Las refinerías de Europa del Este están pensadas para procesar crudo ruso Urales, y el más parecido a este sería el petróleo iraní”, dijo Michael Nayebi-Oskoui, analista superior de energía de Stratfor para Medio Oriente y el sur de Asia, en una entrevista telefónica. Para que los envíos de los saudíes bajen los precios, “tendría que ocurrir un desvío importante desde Asia hacia Europa, y no prevemos que pase eso”, señaló.

RECUPERACIÓN
Los envíos iraníes a Europa ascendían a unos 600 mil barriles por día, el 17 por ciento de su producción, antes que las sanciones bloqueasen las importaciones en 2012. El ministro de Petróleo, Bijan Namdar Zanganeh, dijo que una vez levantadas las restricciones, la prioridad de la petrolera estatal National Iranian Oil Co. será recuperar su “participación perdida” en el mercado, sin importar el impacto sobre los precios del crudo.

La restauración de la oferta iraní a Europa presionaría el precio del crudo Urales, la principal variedad de exportación de Rusia, dijo Ehsan Ul-Haq, analista superior de la consultora KBC. En el Mediterráneo, el descuento del crudo Urales en relación a la referencia regional, el Dated Brent, podría caer de un promedio de 80 centavos de dólar por barril en lo que va de 2015 a 1.50 dólares el año que viene, lo que le costaría a Rusia unos 420 mil por día en ganancias perdidas, dijo él.

1
 

 

irán


MAYOR IMPACTO
Después de la incursión de Arabia Saudita en Polonia, Igor Sechin, máximo responsable ejecutivo de Rosneft OJSC, la mayor productora de petróleo de Rusia, acusó al país de “hacer dumping” de crudo “de forma activa” en los mercados tradicionales de Rusia en una conferencia en Moscú el mes pasado.

En su perspectiva económica general, publicada este jueves, el Banco de Rusia dijo que la oferta de crudo de Arabia Saudita en Europa podría ser una de las razones detrás de una ampliación del descuento del crudo Urales frente al Brent en el noroeste de Europa, lo que presenta “riesgos adicionales para las exportaciones rusas, la balanza de pagos y sobre todo para el presupuesto de Rusia”.

Sin embargo, pese a que el mayor productor de Medio Oriente podría estar preparándose para una mayor competencia en Europa, está dando pocas señales de planear una gran expansión.

Los envíos de las variedades mediana, ligera y extra ligera de crudo de Arabia Saudita a Europa llegaron a 780 mil barriles por día en julio, casi sin cambios respecto al promedio del segundo trimestre, según datos de la Agencia Internacional de Energía. Rusia envió más del doble de esa cantidad de crudo Urales a la región durante ese mes, muestran los datos.

El plan de Irán de elevar la producción hasta los niveles anteriores a las sanciones implica que el país “tendrá que buscar mercados adicionales, entre ellos los que tradicionalmente son abastecidos por Rusia”, dijo por correo electrónico Mehdi Varzi, exdiplomático iraní y director de la consultora Varzi Energy Ltd.