Economía

Retraso en ‘apagón’ aumentaría gasto público en dos mil mdp: analistas

De acuerdo con propuestas legislativas, se pretende hacer entregas de decodificadores y no de televisiones a por lo menos 3.2 millones de hogares adicionales, por lo que el presupuesto del IFT podría resultar insuficiente para este programa.
Darinka Rodríguez
29 octubre 2015 11:47 Última actualización 29 octubre 2015 12:54
apagón

Como parte del apagón analógico, la SCT ha entregado 6.2 millones de televisores. (Cuartoscuro)

De retrasarse la fecha del apagón analógico, originalmente programado para el 31 de diciembre de 2015, el Estado tendría que erogar más de dos mil millones de pesos para ayudar a familias de escasos recursos a realizar la transición a la Televisión Digital Terrestre (TDT), indicaron especialistas.

Jesús Romo, analista de Telconomía, señala que si se habilita al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) para realizar la entrega de decodificadores como lo indica la iniciativa del Partido Acción Nacional (PAN) en el Senado, su presupuesto sería insuficiente.

De acuerdo con las propuestas legislativas, se pretende hacer entregas de decodificadores y no de televisiones a por lo menos 3.2 millones de hogares adicionales según el padrón de beneficiarios de escasos recursos definido por la Sedesol.

“El presupuesto del IFT podría resultar insuficiente para un programa de decodificadores, tan sólo la compra de ellos alcanzaría los dos mil 80 millones de pesos, superando incluso los dos mil millones de pesos que el IFT solicitó para 2016 al Gobierno federal como presupuesto, lo que implica entonces destinar más recursos del erario para equipar a la población, eso sin tomar en cuenta hasta dos mil millones adicionales que solicitan permisionarios para equipamiento”, señaló.

El día de ayer la Comisión de Comunicaciones de la Cámara de Diputados avaló el documento de opinión sobre el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para 2016, mediante el cual se destinarán dos mil millones de pesos al IFT.

Miguel Flores Bernés, ex comisionado de la Comisión Federal de Competencia, explicó que las propuestas presentadas son irresponsables pues no consideran el gasto adicional que se tendrían que hacer para

“Sí aumenta el gasto que ya se tiene dentro del gasto programado, la cosa es ver los números y esto habla de una muy mala planeación legislativa”, indicó.