Economía

Retrasan la llegada
de gas natural a Acapulco

La construcción del gasoducto Lázaro Cárdenas-Acapulco, de 331 kilómetros y que tenía una inversión estimada de 456 millones de dólares ha quedado pendiente debido a que fue sometido a revisión.
Sergio Meana
26 julio 2016 23:7 Última actualización 27 julio 2016 8:18
Acapulco

El gasoducto de Acapulco ha quedado pendiente. (Cuartoscuro)

El gasoducto Lázaro Cárdenas–Acapulco, considerado como importante por tratarse de infraestructura de cobertura social, se sometió a revisión, por lo que su construcción quedará pendiente.

Según la primera Revisión Anual del Plan Quinquenal de Expansión del Sistema de Transporte y Almacenamiento Nacional Integrado de Gas Natural 2015-2019, para este gasoducto se estimaba una inversión de 456 millones de dólares y entraría en operación en 2018.

Se trata de un gasoducto de 331 kilómetros de longitud. La Secretaría de Energía (Sener) informó que se encuentra gestionando el desarrollo del proyecto conforme lo establecido en Ley.

En el reporte de la Sener, se menciona que la empresa TAG Pipelines manifestó su interés de desarrollar el gasoducto Lázaro Cárdenas-Acapulco bajo su cuenta y riesgo.

TAG Pipelines señaló que ha llevado a cabo una serie de estudios que le permiten tipificar las características específicas del proyecto y que ha identificado un proyecto de generación eléctrica que servirá de ancla al gasoducto de Lázaro Cárdenas –Acapulco.

Además de este proyecto los gasoductos de cobertura social Salina Cruz- Tapachula y los estratégicos Colombia-Escobedo, Los Ramones –Zempoala, Jáltipan- Salina Cruz y la Estación de comprensión El Cabrito fueron puestos en análisis de revisión, lo que significa que no está asegura da su construcción.

Se trata de seis gasoductos en revisión, de los cuales cuatro son estratégicos y dos de cobertura social, según el documento elaborado por la Secretaría de Energía. El gasoduto abastecería de combustible a Guerrero y Michocán.