Economía

Rescate acabará con la incertidumbre económica en Grecia: Tsipras

El primer ministro griego dijo que su gobierno encabezará la lucha contra la corrupción y la evasión fiscal, afirmando que esto es en parte responsable de la crisis en la que se encontraba el país.
Agencias
12 agosto 2015 8:10 Última actualización 12 agosto 2015 8:34
Alexis Tsipras, primer ministro de Grecia (Bloomberg/Archivo)

El primer ministro, Alexis Tsipras, convocó para el jueves en la noche a una sesión extraordinaria de la Cámara para discutir y votar el proyecto, que incluye dolorosas alzas de impuestos y recortes de gastos. (Bloomberg/Archivo)

ATENAS.- El primer ministro griego, Alexis Tsipras, aseguró que el acuerdo de rescate multimillonario alcanzado con los acreedores internacionales acabará con la incertidumbre económica en el país, aunque apuntó que algunos están tratando de obstaculizar el pacto.

"Pese a los obstáculos que algunos están intentando poner en nuestro camino, soy optimista de que podremos obtener un acuerdo y apoyo al préstamo del mecanismo europeo, que pondrá fin a la incertidumbre económica", dijo Tsipras durante una visita al Ministerio de Infraestructuras de Atenas.

Se trata de las primeras palabras del líder de izquierda después de que los acreedores y Grecia alcanzaran un acuerdo el martes sobre un nuevo rescate por hasta 86 mil millones de euros. No especificó quién estaba intentando dificultar el acuerdo.


Tsipras dijo que su Gobierno encabezará la lucha contra la corrupción y la evasión fiscal, afirmando que esto es en parte responsable de la crisis en la que se encontraba el país.

El gobierno griego presentó hoy ante el Parlamento el borrador para su tercer rescate en cinco años, con la esperanza de que el nuevo paquete de ayudas llegue a tiempo para evitar el impago de parte de sus deudas la próxima semana.

El primer ministro, Alexis Tsipras, convocó para el jueves en la noche a una sesión extraordinaria de la Cámara para discutir y votar el proyecto, que incluye dolorosas alzas de impuestos y recortes de gastos.

Tsipras pidió a la presidenta del Parlamento que lo pase por los comités pertinentes el miércoles con vistas a un Pleno y una votación el jueves.

La presidenta del Parlamento, Zoe Konstantopoulou, una disidente dentro del partido izquierdista Syriza del primer ministro y que se opone de plano al rescate, programó el comienzo del proceso parlamentario para el miércoles por la noche, según medios. Eso retrasaría el proceso y supondría que la votación se celebraría probablemente antes del amanecer del viernes.

El borrador del nuevo acuerdo de rescate supone que Tsipras acepta algo a lo que había prometido resistirse hace unos meses: la venta de algunas propiedades estatales y profundos recortes a las pensiones, el gasto militar y el final de los créditos fiscales para las personas consideradas vulnerables.

El documento incluye ley para abrir a una mayor competencia profesiones que hasta ahora estaban protegidas, además de un aumento impuestos a empresas y personas físicas y sobre la propiedad, así como la eliminación de las jubilaciones anticipadas. La subida de impuestos cubre sectores tan diversos como el gasóleo para agricultores o las matrículas en escuelas privadas, mientras que pequeñas empresas y autónomos tendrán que pagar por adelantado el total de los impuestos del año siguiente.

El acuerdo contiene normas que rigen temas tan específicos como el tipo de pan fresco que puede venderse o la fecha de caducidad de la leche fresca, así como normas sobre cuando un comercio puede poner rebajas en sus productos.

Una vez que el Parlamento griego ratifique el pacto, el acuerdo necesitará la aprobación de los otros 18 ministros de Finanzas de la Eurozona, que discutirán el tema el viernes. Varios países, entre ellos Alemania, el más crítico con Grecia, tiene que ratificar también el acuerdo en sus parlamentos nacionales antes de la entrega de los fondos.