Economía

Renegociación del TLCAN no regresará empleos a EU

De acuerdo con expertos, la reforma del TLCAN no equivale a una máquina para devolver el tiempo y generar empleos en el sector manufacturero, puesto que la fabricación hoy en día requiere un número limitado de trabajadores no calificados.
Bloomberg
18 agosto 2017 0:45 Última actualización 18 agosto 2017 5:5
Estados Unidos

(Bloomberg)

El presidente Donald Trump ha promocionado la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) como una manera de obtener un “mejor trato” para Estados Unidos; una forma de, entre otras cosas, traer de regreso puestos de trabajo del sector manufacturero.

Pero la culpa no la tiene sólo el comercio, según Caroline Freund, economista y miembro del Instituto Peterson de Economía Internacional en Washington. La experta dice que la reforma del TLCAN no equivale a una máquina para devolver el tiempo.

“La participación del sector manufacturero en el empleo ha estado en una tendencia a la baja desde la década de 1950. La tecnología, la automatización y, en menor medida, el comercio, significan que estos trabajos no volverán. Hoy en día, la fabricación requiere un número limitado de trabajadores no calificados”, dijo Freund durante una entrevista con Bloomberg.

Los empleados menos cualificados, especialmente los de México, están en el centro del debate del TLCAN. A esos trabajadores se les pagan salarios más bajos, lo que lleva a las compañías estadounidenses a producir al otro lado de la frontera para ahorrar costos. Eso no es beneficioso para los estadounidenses, el Instituto de Política Económica estima que el tratado ha causado la pérdida de aproximadamente 700 mil empleos manufactureros en Estados Unidos, aunque ha ayudado a compañías del país a competir en un campo de juego global.

En el primer día de conversaciones con México y Canadá para revisar el acuerdo, el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, dejó claro que su gobierno presionará para recuperar los empleos y la capacidad de fabricación perdida bajo el TLCAN.
Algunas empresas podrían verse perjudicadas por los aranceles más altos que pueden surgir de las renegociaciones, según Freund.

DÍA TRES
Impacto negativo. El empleo en el sector fabril en EU ha bajado por el acuerdo comercial con México.

Otras causas. Especialistas atribuyen la pérdida también a la automatización y tecnología.

Metas EU. Reducir el déficit comercial con México y recuperar trabajos, entre los objetivos de EU.


PROCESO SERÍA PROLONGADO
El cronograma para un acuerdo completo podría ser largo y prolongado. ¿Las probabilidades de que un tratado se complete en los próximos seis meses? Menos del cinco por ciento, de acuerdo con Freund.

Las renegociaciones marcan el primer paso importante de Trump hacia el cumplimiento de su promesa de nivelar el campo de juego para los trabajadores y las empresas estadounidenses.

Aunque su gobierno ha iniciado investigaciones sobre las prácticas comerciales desleales y amplió los mercados de exportación para ciertos productos de ese país, como la carne de vacuno en China, sólo ahora empieza a profundizar en lo que podría ser un prolongado proceso para renovar un importante acuerdo de libre comercio que lleva en marcha 23 años.

Las observaciones preliminares subrayaron las diferencias entre los tres países: mientras que Estados Unidos se concentra en proteger a los trabajadores estadounidenses y mejorar su balanza comercial, México y Canadá enfatizaron la necesidad de preservar los mayores beneficios del comercio para las tres naciones.

Las conversaciones iniciales de esta semana, que concluirán el domingo, proporcionarán importantes pistas sobre el tiempo que tomará la renegociación, ya que un comienzo polémico podría sentar las bases para las duras discusiones por venir.

 economia