Economía

Regresan arancel a limón, tomate y pollo

01 febrero 2014 10:8 Última actualización 12 noviembre 2013 5:42

[Mejoran las condiciones del mercado, expone la SE  / Édgar López/ El Financiero]


 
Ivette Saldaña
 
La eliminación de aranceles al limón, al tomate y el cupo de importación que se abrió para permitir la entrada de pollo sin arancel concluirá en los próximos días, por lo que nuevamente subirán los gravámenes al cítrico a 20 por ciento y 10 por ciento para el fruto verde.
 
A consecuencia de que las condiciones del mercado que generaron la eliminación arancelaria ya no están presentes se decidió regresar los impuestos a la importación al nivel original, dijo el director general de comercio exterior de la Secretaría de Economía (SE), Juan Díaz Mazadiego.
 
El cupo de importación de 300 toneladas de pollo no se utilizó en su totalidad y a pesar de que 47 empresas pidieron ocuparlo sólo dos lo utilizaron e importaron 53 toneladas, de acuerdo con el Sistema Integral de Información de Comercio Exterior.
 
Pese a la baja arancelaria la importación de tomate no aumentó de mayo a septiembre de 2013, con respecto al mismo periodo de 2012; de hecho en este año las importaciones de tomate fueron de la mitad del valor de realizadas en 2012. Por ejemplo, en junio del año pasado se importaron 2.9 millones dólares de dicho fruto verde y en igual mes de 2013 la cifra fue de 1.4 millones de dólares, de acuerdo con datos del Banco de México.
 
El 15 de mayo pasado se publicó en el Diario oficial de la Federación (DOF) el decreto para eliminar arancel y abrir el cupo de importación como una forma de reducir los precios de dichos productos.
 
En esa fecha los secretarios de Hacienda, Luis Videgaray y el de Economía, Ildefonso Guajardo, aseguraron en el documento que se tomaban esas medidas para ampliar la oferta de tomate verde y limón ya que las condiciones climáticas, las heladas y la plaga HLB que se presentaron a principios de año en diversas partes del país afectaron los cultivos.
 
La Secretaría de Agricultura dijo en mayo pasado que por esos problemas se experimentaron aumentos de precios del tomate verde, de hasta 200 por ciento frente al costo del año pasado.
 
En total se eliminaron los aranceles de tres fracciones arancelarias del limón, de una del tomate y se abrió el cupo para seis fracciones arancelarias entre las que están pollo fresco o congelado, pierna y muslo y cualquier otra pieza.
 
Mazadiego afirmó que el Consejo de Comercio Exterior ya aprobó eliminar la exención y volver a imponer los aranceles a esos agroproductos, así que faltará que se continúe con el proceso y se publique en el DOF para su entrada en vigor.