Economía

Reformas propuestas por Grecia y acreedores difieren en IVA y privatizaciones


Grecia propone un incremento del 0.93% en los ingresos anuales del PIB a partir de una reforma, mientras que los acreedores quieren que el incremento sea del 1%.
Reuters
26 junio 2015 10:51 Última actualización 26 junio 2015 10:51
Grecia

(Bloomberg)

BRUSELAS.- Las listas de reformas que presentaron por separado Grecia y sus acreedores, necesarias para desbloquear el financiamiento que necesita el Gobierno griego, difieren principalmente en pensiones, impuestos y privatizaciones.

Grecia y sus acreedores tienen que ponerse de acuerdo el sábado sobre la lista de reformas, o Atenas no obtendrá los fondos necesarios e incumplirá un pago al Fondo Monetario Internacional que vence el martes.

La propuesta griega ofrece un incremento del 0.93 por ciento en los ingresos anuales del PIB a partir de una reforma del Impuesto al Valor Agregado, mientras que los acreedores quieren que el incremento sea del 1 por ciento.

La oferta griega es menor porque Grecia no quiere imponer una tasa del IVA más elevada -23 por ciento- sobre hoteles o restaurantes, que son elementos claves de la principal industria del país, el turismo. Los acreedores creen que los hoteles y los restaurantes debería ser gravados con la tasa más alta.

Además Grecia quiere mantener un descuento del 30 por ciento en el IVA de sus islas, mientras que los acreedores quieren que el impuesto sea uniforme en todo el país.

Otras diferencias tienen que ver con el gasto militar, que los acreedores quieren que Grecia reduzca en 400 millones de euros en los presupuestos del año que viene, mientras que el país está de acuerdo en recortarlo sólo en 200 millones.

Para impulsar los ingresos gubernamentales y cumplir con los objetivos fiscales de 2015, Grecia ofrece introducir un impuesto de sociedades extraordinario sobre el 12 por ciento de los beneficios superiores a 500 mil euros para cumplir el objetivo fiscal.

También ofrece mejorar la recaudación con un impuesto del 30 por ciento sobre los juegos electrónicos y con la subasta de licencias de telefonía móvil 4G y 5G.

Sobre la reforma de pensiones, un tema políticamente sensible, Grecia dijo en una propuesta presentada el jueves a sus acreedores que estaba dispuesta a "reemplazar" la pensión solidaria complementaria a finales de 2018, pero no a eliminarla gradualmente.

Los acreedores quieren que este complemento solidario quede gradualmente eliminado para 2019.

Las propuestas también difieren en el volumen de las contribuciones que los pensionistas tienen que hacer al sistema de salud. Grecia quiere aumentar la cuota del 4 al 5 por ciento, mientras que los acreedores creen que debería llegar al 6 por ciento.

Grecia considera que el sistema de pensiones podría estar más equilibrado restableciendo los aportes patronales a niveles de 2014 y aumentando las contribuciones a pensiones complementarias de un 3 a un 3.5 por ciento.

Los acreedores también piden que Grecia se comprometa de manera irrevocable con la venta del grupo de transporte de electricidad ADMIE, a lo que Grecia se opone.