Economía

Reformas estructurales requieren esfuerzo, no son automáticas: Banorte

Alejandro Valenzuela, director general de Banorte, destacó que las reformas implican trabajo para lograr transformar el país.
Jeanette Leyva
21 mayo 2014 13:40 Última actualización 21 mayo 2014 13:40
Fachada Banorte

(Bloomberg)

Las reformas estructurales son ya una realidad para incrementar los niveles de productividad y la capacidad de crecimiento, pero se debe tener en cuenta que estas reformas no son automáticas e implicarán un gran esfuerzo para todo, dijo este miércoles Alejandro Valenzuela, director general del Grupo Financiero Banorte.

Durante su mensaje en el marco del Foro Banorte Estrategia México, Valenzuela del Río, explicó que “los cambios son de largo plazo, no nos van a llevar de la noche a la mañana a ver sus resultados, pero el largo plazo está hecho de muchos cortos plazos, y es en esos cortos plazos que todos tenemos que estar trabajando para ir logrando esta visión y esto creativo que es transformar al país”.

Ante la presencia de los gobernadores César Duarte de Chihuahua; de Coahuila, Rubén Moreira y de Tamaulipas, Egidio Torre, explicó que las reformas “implicarán un gran esfuerzo para todos; llevarlas a buen puerto nos darán: más tasas de crecimiento, mayores empleos, mayores oportunidades y, sobre todo, un mayor bienestar social”.


Los foros, dijo, tienen el objetivo de que en la medida que la acción gubernamental, empresarial y social cooperen, se coordinen, se comuniquen y se complementen, se podrán potenciar el desarrollo de las regiones del país.

El noroeste del país, indicó, es una región que Banorte conoce y la cual ahora tiene nuevas oportunidades, “en el energético claramente las posibilidades, las oportunidades, los retos en esta apertura son históricos, hay que aprovecharlos, hay que encausarlos, hay que llevarlos a buen puerto”.

Sin embargo, esto tendrá “desafíos gigantescos, no solamente en las posibilidades de inversión, pero en términos de la migración de gente que va a acudir a estos Estados para buscar oportunidades, la infraestructura adicional, las necesidades de agua, de vivienda, de escuelas, universidades, de hospitales, las posibilidades de desarrollo del sector turístico y de los servicios complementarios van a estar ahí”.