Economía

Reforma Fiscal debe seguir, gane quien gane en 2018: S&P

La calificadora global Standard & Poor's consideró que en México, la continuidad de la Reforma Hacendaria es fundamental para subsanar las pérdidas en los ingresos petroleros.
Reforma Hacendaria, presentada por Enrique Peña Nieto en 2013. (Cuartoscuro).

La Reforma Hacendaria fue presentada por Enrique Peña Nieto en 2013. (Cuartoscuro).

La Reforma Fiscal (presentada como reforma Hacendaria en 2013 por el presidente de México, Enrique Peña Nieto) es la que sostiene actualmente la perspectiva estable de la deuda de México y hacia el futuro se espera continuidad en esta política, independientemente de quien resulte ganador en la elección presidencial de julio de 2018, advirtió Standard & Poor’s (S&P).

“No tenemos idea de quién vaya a ganar la elección, pero nuestro escenario base considera una amplia continuidad en la política económica y fiscal, que es lo que importa para la calificación soberana”, dijo Joydeep Mukherji, director gerente de S&P Global Ratings.

Mukherji destacó que la reforma fiscal ha permitido contrarrestar ingresos petroleros bajos con mayor recaudación en el fisco y con ello mejorar las finanzas públicas. 

El martes por la tarde Standard & Poor´s anunció la revisión de la perspectiva de la calificación de largo plazo de México. Ratificó la calificación de crédito soberano en moneda local 'BBB+ / A-2', y 'A / A-1' en moneda extranjera.

Las calificaciones de México reflejan su trayectoria de políticas fiscales y monetarias cautelosas, lo que ha contribuido a un déficit moderado de los gobiernos, una inflación baja y deuda externa moderada.


CONTINUIDAD ECONÓMICA Y FISCAL

A menos de 12 meses de la elección presidencial en México, la expectativa de S&P es de que continúe la política económica y fiscal.

"El escenario base considera continuidad, con López Obrador o con cualquier otro candidato, aunque habría diferentes prioridades de gasto. Pero en esencia se esperaría que continuaran los objetivos de mantener déficits moderados", señaló la calificadora. 

Con la elección en julio y la toma de poder hasta diciembre, considera que hay tiempo suficiente para absorber cualquier volatilidad y poder llevar un proceso de cambio ordenado. También su escenario supone un que el próximo Congreso se mantenga dividido, sin que ningún partido goce de mayoría.

INGRESOS PETROLEROS, A LA BAJA

En sus proyecciones, Standard & Poor’s no estima una nueva bonanza petrolera, ni proyecta en los números un incremento en los ingresos petroleros para el gobierno mexicano, advirtió Mukherji.

Los ingresos tributarios crecieron entre 2012 y 2016 al equivalente de 5.5 por ciento del PIB, mientras que los ingresos petroleros del sector público disminuyeron a 4.9 por ciento del PIB desde 8.9 por ciento en 2012.

Mukherji explicó que este año y el siguiente la producción petrolera continuará disminuyendo para estabilizarse y potencialmente retomar una recuperación apoyada en los farmouts que Pemex está haciendo y las inversiones del sector privado.

PROYECCIONES

Con un crecimiento de la economía modesto, estimado en 1.9 por ciento en 2017 y con expectativas de crecimiento a 2.2 y 2.4 por ciento en los siguientes dos años, Standard & Poor’s confía en que se mantendrá el control del gasto para continuar con la deuda general por debajo del 50 por ciento del PIB en 2018 y 2019.

Sebastián Briozzo, director de análisis de S&P Global, reconoció la decisión de liberar los precios de la gasolina conforme los precios mundiales, aun en medio de fuerte oposición pública, como un paso importante en el fortalecimiento de la política fiscal. Según sus estimados, el déficit fiscal general del gobierno rondará los 3.3 puntos porcentuales o menos del PIB en 2017.

No obstante, reiteró que el crecimiento de la economía continúa lento con una proyección de 1.9 por ciento este año y las calificaciones de S&P sobre México también reflejan el PIB per cápita de poco menos de 9 mil dólares en 2017, con un crecimiento promedio entre 2011 y 2016 de 1.6 por ciento.

Las previsiones de S&P para los próximos dos años suponen un crecimiento estable continuo en Estados Unidos y un incremento gradual de la inversión privada en el sector energético mexicano.

El impacto de las reformas pasadas en los sectores de telecomunicaciones, electricidad, petróleo y gas debería sostener la inversión privada y contribuir a reducir los costos de los insumos clave.

La expectativa sobre la inflación es que alcance su pico a finales de 2017 y regrese dentro del rango objetivo del banco central de 3 por ciento con un margen de 1 por ciento para mediados de 2018.

UN TLCAN QUE PRESERVE LOS VÍNCULOS 

Sobre la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, el escenario base de Standard & Poor´s es que los tres países socios, Estados Unidos, Canadá y México, acuerden un nuevo tratado que preserve en gran medida los vínculos transfronterizos de las cadenas de proveeduría que sustentan la economía norteamericana.

Las negociaciones podrían extenderse hasta 2018, a pesar de los incentivos políticos para que todos los gobiernos lleguen a una conclusión lo antes posible.

: