Economía

Reforma a TLCAN dañaría sectores clave

Un análisis de Bloomberg revela que automotrices de EU sacan beneficio del acuerdo comercial, en tanto que los consumidores de productos agrícolas de México lo aprovechan en menor cantidad.
Bloomberg
26 febrero 2017 22:19 Última actualización 27 febrero 2017 9:19
Ford revisará 816 mil vehículos más por bolsas de aire de Takata

Podría decirse que el fin del TLCAN afectaría desproporcionadamente a una parte de la industria automotriz. (AP)

Las empresas estadounidenses que importan vehículos y sus piezas, productos electrónicos y frutas del sur de la frontera harían bien en mantenerse atentas al futuro del TLCAN.

Bloomberg analizó los datos sobre la exposición de las industrias estadounidenses al comercio según el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, vigente desde hace 23 años, y examinó las importaciones estadounidenses de México bajo el TLCAN como porcentaje de las importaciones totales por valor del país.

Los cálculos muestran que las automotrices con sede en Estados Unidos aprovechan los beneficios del TLCAN para mucho más del 90 por ciento de sus importaciones mexicanas, mientras que los compradores de productos agrícolas mexicanos como frutas y frutos secos aprovechan el acuerdo en más del 80 por ciento de las ocasiones. En ambos casos, los niveles superan los de 1995.

frenavance27

Probablemente estas industrias sientan incertidumbre desde que Trump dijo querer renegociar el TLCAN para que Estados Unidos pueda obtener más beneficios y que se retiraría si las negociaciones no resultan como quiere.

Si bien su administración no ha dicho mucho sobre qué planea modificar específicamente, los fabricantes quedarán particularmente vulnerables si se avanza para endurecer los llamados requisitos de normas de origen que limitan el contenido de los productores más baratos, especialmente de Asia.

Podría decirse que el fin del TLCAN afectaría desproporcionadamente a una parte de la industria automotriz: los camiones. Estados Unidos impone aranceles anormalmente altos a los camiones procedentes de países de fuera del TLCAN y, de terminarse el acuerdo, más de 20 mil millones en vehículos importados de México podrían quedar sujetos a un arancel del 25 por ciento, según Caroline Freund, miembro sénior del Instituto Peterson de Economía Internacional.

Sin embargo, otras industrias fundamentales comercian cada vez más fuera de los parámetros del TLCAN. Los importadores estadounidenses de productos electrónicos mexicanos están aprovechando el acuerdo mucho menos que antes.