Economía

Reducción en precio de gasolinas no será en el corto plazo: Hacienda

Tras el anuncio de la libre importación, las bajas en los precios de las gasolinas se dará de manera paulatina y en la medida en que entren más distribuidores que ofrezcan ventajas para su transporte, señaló la Secretaría de Hacienda.
Dainzú Patiño
24 febrero 2016 14:47 Última actualización 24 febrero 2016 19:41
gasolina gasolineria pemex (Cuartoscuro/Archivo)

La libre importación de gasolinas no dejará bajas en los precios de manera inmediata, aclaró Hacienda. (Cuartoscuro/Archivo)

La libre importación de gasolinas, no representará bajas en los precios de manera inmediata, éstas se darán de manera paulatina y sujetas a las condiciones competitivas en el mercado, por ejemplo el desarrollo de infraestructura para su importación al centro del país, lo que contempla un tiempo entre uno a dos años, explicó Eduardo Camero, titular de la Unidad de Política de Ingresos No Tributarios de la Secretaría de Hacienda.

“Lo que esperamos con el anuncio (de libre importación) es que paulatinamente, en medida que entren distribuidores, importadores más eficientes que tengan proveedores de menor costos, ventajas para transportarlo, de logística, irán bajando los precios de las gasolinas en ciertas zonas, pero ése es un efecto que vamos ir observando poco a poco, pero sí pensamos que hay un margen para que con la entrada de actores más eficientes, vayan reduciéndose poco a poco los precios por debajo del máximo que establece la Secretaría, sólo en 2016 y 2017”, dijo el funcionario.

Ese margen, de acuerdo a las fórmulas para determinar el precio de las gasolinas es de 1.71 pesos por litro.


“Es difícil dar una estimación de cuánto pueden bajar los precios; es un mercado que estaba cerrado, era régimen restrictivo de franquicias.

Ahora el margen que dimos en la fórmula que determina los precios es alrededor de 1.71 pesos por litro, eso cubre todo el costo promedio para Pemex de traer el combustible por ducto a la frontera, traer un barco a puerto, transportarlo de ahí a sus terminales de almacenamiento, reparto, el transporte a la gasolinera”, dijo.

“No es que vaya a disminuir 1.71 pesos el precio de la gasolina, pero sí una proporción de este margen”, aclaró.

Es decir, las empresas al desarrollar infraestructura, encontrar proveedores de transporte y almacenamiento eficaces que les permitan reducir sus costos, podrían actuar bajo ese margen, por lo que podrían brindar precios por debajo de los precios máximos que se establecieron para este año y que también se fijarán para 2017, en camino a la libre apertura del mercado en 2018.

Los precios máximos que se establecieron para este año fueron: 13.98 pesos por litro de Magna, 14.81 pesos por litro de Premium y 14.63 pesos para el Diésel.

De acuerdo con la Amegas, el margen de 1.71 pesos “es la suma de los costos de flete, merma, margen comercial, transporte, ajustes de calidad y costo de manejo”.

YA SE OBSERVAN BAJAS
Camero refirió que Hacienda tiene noticias de casos donde ya se han empezado a dar precios por debajo de lo establecido.

“Estas bajas que van de 10 a 20 centavos se han dado más en la región fronteriza debido a la cercanía con Estados Unidos, que es de donde se importa la gasolina. Derivado de ello, se puede esperar que los consumidores de la zona fronteriza sean los primeros beneficiados, mientras que para la zona centro se requiere del desarrollo de infraestructura lo cual en promedio lleva de 1 a 2 años”, especificó.

Ayer la Secretaría de Hacienda, aclaró en un comunicado que la libre importación de gasolinas no representará cambios en los esquemas fiscales, ni de precios, es decir que a Pemex y a terceros se les cobrará el mismo monto por impuestos especiales (IEPS) e IVA por cada litro de gasolina vendido.

Además de que Hacienda en 2016 y 2017 determinará precios máximos y mínimos de venta de cada combustible, hasta llegar 2018 cuando se libere totalmente el mercado.

Adelantó que para 2018 la venta de gasolina seguirá gravada con impuestos.