Economía

Reducción de ISR en EU afectaría la competitividad…
de México

El recorte a la tasa corporativa en Estados Unidos, de 35 a 20 por ciento, podría ser un incentivo para la inversión en ese país, lo que podría hacer que inversionistas estadounidenses en México piensen en regresar, de acuerdo con Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).
Clara Zepeda
22 noviembre 2017 23:3 Última actualización 23 noviembre 2017 16:47
El recorte a la tasa corporativa en EU podría ser un incentivo para la inversión en ese país. (Pixabay)

El recorte a la tasa corporativa en EU podría ser un incentivo para la inversión en ese país. (Pixabay)

Una reducción del impuesto corporativo en Estados Unidos de al menos cinco puntos porcentuales sería un golpe a la competitividad fiscal de México, sentenciaron especialistas.

En contraste, y en el marco de la discusión de la reforma al código tributario en el Congreso de Estados Unidos, en donde uno de los puntos más controversiales es reducir su tasa corporativa de 35 a 20 por ciento, representa un incentivo para la inversión en Estados Unidos.

De acuerdo con Manuel Guadarrama, coordinador de Finanzas Públicas del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), México seguirá perdiendo la ventaja comparativa si se aprueba una reforma como la que se discute en EU.

“En términos de recaudación impactaría la generación de recursos por ingresos. El hueco fiscal sería para las entidades federativas por el tema de la redistribución de los recursos públicos y por el tema de aportaciones y participaciones, que se ha ido incrementando en los últimos 10 años; ahora generaría un recorte en el tema de las transferencias federales y no habría con qué subsanarlo, ahora sí tendría que forzar a los estados a utilizar sus facultades tributarias, que actualmente están desaprovechadas a nivel local”, aseveró Guadarrama.

Alfredo Coutiño, director para América Latina de Moody’s Analytics, advirtió que la reforma aprobada en la Cámara de Representantes y que aún falta que pase a Senadores, es un golpe de competitividad fiscal, porque eso implicaría que para que México se pusiera en el mismo nivel tendría que hacer una reducción en su impuesto corporativo de la misma magnitud, de lo contrario, habría el incentivo para que inversionistas estadounidenses en México pensaran en regresar parte de sus inversiones al país, o bien, no reinvertir las utilidades en México.

“Una diferencia de cinco puntos porcentuales representa millones de dólares, un beneficio y una ganancia importante para EU; mientras que México tendría que buscar soluciones para resarcir el daño competitivo sin hacer un hoyo fiscal”, precisó Coutiño.

Proponen soluciones

Por otra parte, Iván Benumea, investigador del Programa de Justicia Fiscal de Fundar, afirmó que ante el escenario, México deberá evaluar opciones como acercar a la formalidad a quienes no están.

“Un escenario que preveo es que diversos sectores propongan eliminar la tasa cero a alimentos y medicinas, para obtener mayor recaudación. Sin embargo, la tasa cero beneficia a las personas más pobres, porque son ellas en donde la mayor proporción de sus ingresos la destinan a consumir alimentos”, comentó.

En tanto, José Méndez Fabre, presidente de la Asociación Mexicana de Instituciones Bursátiles, declaró que México tendrá que reaccionar muy rápido de tal manera que no se vea afectado por el tema inversión.

“Tenemos que buscar los espacios para hacer los ajustes pertinentes. Hay la forma, tendríamos que cambiar un poco el esquema”, dijo.