Economía

Plan fiscal de EU obligaría a cambios tributarios en México: especialistas

Si México no realiza los cambios perdería competitividad y además podría ocurrir que algunas empresas mexicanas migren a Estados Unidos, coinciden especialistas. 
Zenyazen Flores
27 abril 2017 12:31 Última actualización 27 abril 2017 12:49
México-EU

México-EU (Shutterstock)

El plan de reducción de impuestos del Gobierno de Estados Unidos obligaría a México a cambiar prácticamente de manera simultánea su sistema fiscal, de lo contrario se perdería competividad y puede darse un escenario en que algunas empresas mexicanas migren al país del norte, coincidieron expertos consultados por El Financiero.

Carlos Vargas, socio de Impuestos Corporativos de KPMG México, sostuvo que la reforma fiscal americana implicaría que en 2017 se esté negociando y en 2018 entraría en vigor, pero en ese tiempo, aunque Mexico tiene un acuerdo de estabilidad fiscal, tendría que revisar este acuerdo para hacerse competitivo fiscalmente.

"Esto podría significar bajar también su tasa de ISR, buscar modificar algunas deducciones que hoy son permitidas para aumentar la base, tendría que hacer varios ajustes (...) entre más rápido México pueda tomar una determinación interna de en qué sentido van a ir sus impuestos para seguir siendo competitivos, nos obliga a tener una posibilidad de reforma fiscal a más tardar en este año para ser aplicable también en 2018", afirmó.

Juan Manuel Puebla, socio del Área Fiscal de EY, consideró que a pesar de que el Gobierno mexicano y la Iniciativa Privada tienen celebrado un acuerdo de certidumbre tributaria, ante el plan fiscal americano sería conveniente que empezara a trabajar sobre los diferentes escenarios que se pueden tener en el país.

"Si bien el Gobierno mexicano ha tratado de honrar su palabra y no tener nuevos impuestos, los cambios a nivel global implican que actuemos muy rápido y buscar incentivar que empresas se queden en el país", expuso.

Herbert Bettinger, socio de Bettinger Asesores, aseguró que el efecto en México de una reducción del impuesto corporativo "es brutal" y nuestro país tendría que igualar su impuesto al nivel que lo haga Estados Unidos porque si no se perdería competitividad frente a ese país.

"Nosotros prácticamente hemos seguido la misma política fiscal que Estados Unidos, entonces estamos obligados a mantenerla, (...) para cualquier empresario sería un paraíso fiscal ese país (EU), preferiría irse allá, pagar el impuesto allá y posteriormente repatriar el dinero, les saldrá mucho más barato", apuntó.

Ernesto O'Farril, presidente de la Comisión de Análisis Económico del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP), señaló que la reforma fiscal en Estados Unidos es un riesgo latente para el país porque puede restarnos competividad.

"Si bajan agresivamente los impuestos sobre la renta allá, sí tenemos un problema serio con el esquema fiscal mexicano que quedaría muy descompetitivo y eso sí podría generar expectativas de crecimiento más bajas", estimó.

: