Economía

Rebota juez créditos
de caso Oceanografía

El juez Felipe de Consuelo Soto no reconoció un total de mil 95 millones de UDI's, aproximadamente 5 mil 687 millones de pesos del juicio de Oceanografía; explicó que los recursos no eran suficientes para acreditar la existencia de los créditos, por lo que los acreedores tendrán un plazo de nueve días para apelar.
Jeanette Leyva/Sergio Meana
26 octubre 2014 23:24 Última actualización 27 octubre 2014 5:5
Oceanografía

El juez Felipe de Consuelo no aceptó mil 95 millones de UDI's del caso Oceanografía. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- Un total de mil 95 millones de UDIs, aproximadamente 5 mil 687 millones de pesos, no fueron reconocidos por el juez Felipe de Consuelo Soto en la “Sentencia que resuelve los autos del juicio de concurso mercantil expediente 265/2014-VI de Oceanografía”.

En un principio la lista provisional de acreedores consideró establecer una cantidad y con posterioridad a ello, Banamex interpuso objeciones y estableció recursos para acreditar una cantidad mucho mayor, consignó en el documento.

“Del análisis que se hizo de esos documentos llegué a la conclusión de que no eran suficientes para acreditar la existencia de los créditos y su monto y que el mismo sea un adeudo líquido y exigible que es lo que establece la Ley para considerar que es un crédito que debe de ser tomado en consideración para los activos del concurso mercantil”, explicó de Consuelo Soto en entrevista con El Financiero.


Banamex y todos los acreedores reconocidos y no reconocidos cuentan con nueve días para interponer una apelación a la sentencia que luego será remitida a un Tribunal Unitario para que éste decida sobre la procedencia de las obligaciones, explicó el Juez.

Aunque no hay un término establecido límite para que se resuelvan dichas apelaciones, fuentes cercanas al caso dijeron que podría tardarse hasta un año.

De acuerdo con la sentencia del concurso mercantil, uno de los créditos que se incluyeron en la lista provisional por parte del banco fue objetado por Oceanografía, debido a que aseguró faltó considerar pagos que realizó Pemex al banco, los otros créditos fueron eliminados de la lista final, porque por ejemplo, aun cuando el conciliador acreditó la existencia de los adeudos por concepto de las operaciones de factoraje a los proveedores de Oceanografía, existen diferencia con el monto reclamado por el banco y el que tiene registrado la empresa en su contabilidad, también porque fueron exhibidos sólo copias simples o declaraciones notariales.

“Si bien se exhibieron los documentos en los que se basaron los montos a proponer, no basta con probar que existe un nexo causal entre las citadas instituciones de crédito y la concursada, sino que, también debe quedar plenamente acreditado el origen de la deuda, que sea real, líquida y exigible.

“Los contratos que refiere el conciliador, consistentes en certificados contables y solicitudes indicadas, acompañadas con copias simples de diversas estimaciones o facturas, así como copias o impresiones de diversos estados de cuenta, no resultan pruebas fehacientes ni suficientes con las que se acrediten las deudas”, señala la sentencia.
Lo anterior a pesar de que el conciliador, José Antonio de Anda Turati propuso que sí fueran reconocidos estos montos.

Sobre esto, Banamex dijo que recibió “con desilusión y sorpresa la decisión del Juez Tercero de Distrito en Materia Civil en el Distrito Federal, Felipe Consuelo Soto, de no reconocer como válidos los créditos que habían sido reconocidos como tal, en la lista definitiva que el Conciliador del proceso elaboró y presentó al Juez en el Concurso Mercantil de Oceanografía, S. A”.

Por ello, adelantó que “se defenderá vigorosamente e interpondrá los recursos legales correspondientes para apelar esta decisión y revertirla en las instancias adecuadas”.

También el conciliador desconoció el crédito 11.25% de Senior Secure Note por mil 027 millones 709 mil 726.24 Unidades de Inversión, que tiene una garantía real hipotecaria, a Lloyds Register Center and South America Limited por 716 mil 560.78 UDIs y al Infonavit por 11 millones 708 mil 727.65 UDIs, entre otros.

En la lista provisional se registraron 204 acreedores por reconocer, la lista final fue de 245 acreedores definitivos y se desconocieron 38.
El juez estableció el grado y prelación de pago.