Economía

Rafael Olvera Amezcua, responsable del fraude en Ficrea: CNBV

La CNBV reiteró que quien defraudó a los ahorradores y es responsable es el socio mayoritario de la Sofipo, Rafael Olvera Amezcua, quien ya tiene una denuncia ante la PGR desde el pasado 7 de noviembre.
Notimex
21 diciembre 2014 16:33 Última actualización 21 diciembre 2014 16:41
Ficrea

[Bloomberg] FICREA sostiene que las Pymes en México ha quedado sólo en la buena voluntad.

Rafael Olvera Amezcua es el responsable de la situación que actualmente viven los ahorradores de Ficrea, al ser el socio mayoritario de la sociedad financiera popular (Sofipo) y de las tres empresas relacionadas mediante las cuales se cometía el fraude, aseveró la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

"El único responsable aquí de esto, aunque sea difícil de entender para la sociedad y los ahorradores, es el dueño de las empresa que hizo este hoyo, pero lo hizo tan grande que no alcanza a pagar a todos los depositantes y ni siquiera hay suficientes activos para que se les pague al 100 por ciento", subrayó el presidente de la CNBV, Jaime González Aguade.

Reiteró que quien defraudó a los ahorradores y es responsable es el socio mayoritario de la Sofipo, Rafael Olvera Amezcua, quien ya tiene una denuncia por parte de la CNBV ante la Procuraduría General de la República (PGR) desde el pasado 7 de noviembre, cuando se anunció la intervención de la sociedad.


De hecho, reveló que desde ese día hasta la fecha la Comisión ha coadyuvado con las autoridades judiciales y hasta amplió las denuncias originales, inclusive sobre otros delitos, y se seguirá en esa parte, por lo que se manifestó seguro de que la PGR actuará y dará resultados en breve.

Aclaró que si hasta el momento no hay ningún detenido se debe a que son temas complicados, difíciles de documentar, y que luego deben presentarse ante un juez para que dicte la orden de aprehensión, por lo que aún se trabaja en ello.

Comentó que en dichas operaciones se defraudó tanto a acreditados como a depositantes mediante un esquema justamente creado para cubrir las transacciones ilegales, y a través de las cuales ocasionó un desfalco a la Sofipo por dos mil 700 millones de pesos.

Por lo anterior, dijo, ahora se trabaja en la integración del proceso mediante el cual se monetizarán los recursos desviados por Olvera Amezcua para su uso personal y mediante los cuales se adquirieron casas, autos de lujo, edificios, entre otros bienes, toda vez que al realizarse la intervención se pudo rescatar la cartera documentada por tres mil 200 millones de pesos y algunos bienes inmuebles.

Explicó que este proceso se llevará a cabo a través de la banca de desarrollo, en donde se prevé que sea mediante Nacional Financiera, que compraría la cartera y los bienes inmuebles mediante el otorgamiento de un crédito, de tal manera que la Sofipo tenga los recursos líquidos y así empezar a pagar a los ahorradores, con más de 131 mil pesos.

Y es que, recordó, el seguro de deposito solo cubre hasta 131 mil pesos y que son los primeros recursos que se pagarán, y con la monetización de la cartera de crédito y los activos que se rescataron se cubriría el remanente a los depositantes que tenían más de 25 mil Udis.

Así, precisó, con este proceso de crear un fideicomiso en la banca de desarrollo para depositar ahí la cartera y bienes inmuebles rescatados, se monetizan con un préstamo y posteriormente la institución de fomento realizará la venta de los mismos y con ello recuperar el crédito., al ser el socio mayoritario de la sociedad financiera popular (Sofipo) y de las tres empresas relacionadas mediante las cuales se cometía el fraude, aseveró la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

"El único responsable aquí de esto, aunque sea difícil de entender para la sociedad y los ahorradores, es el dueño de las empresa que hizo este hoyo, pero lo hizo tan grande que no alcanza a pagar a todos los depositantes y ni siquiera hay suficientes activos para que se les pague al 100 por ciento", subrayó el presidente de la CNBV, Jaime González Aguade.

Reiteró en entrevista con Notimex que quien defraudó a los ahorradores y es responsable es el socio mayoritario de la Sofipo, Rafael Olvera Amezcua, quien ya tiene una denuncia por parte de la CNBV ante la Procuraduría General de la República (PGR) desde el pasado 7 de noviembre, cuando se anunció la intervención de la sociedad.

De hecho, reveló que desde ese día hasta la fecha la Comisión ha coadyuvado con las autoridades judiciales y hasta amplió las denuncias originales, inclusive sobre otros delitos, y se seguirá en esa parte, por lo que se manifestó seguro de que la PGR actuará y dará resultados en breve.

Aclaró que si hasta el momento no hay ningún detenido se debe a que son temas complicados, difíciles de documentar, y que luego deben presentarse ante un juez para que dicte la orden de aprehensión, por lo que aún se trabaja en ello.

Comentó que en dichas operaciones se defraudó tanto a acreditados como a depositantes mediante un esquema justamente creado para cubrir las transacciones ilegales, y a través de las cuales ocasionó un desfalco a la Sofipo por dos mil 700 millones de pesos.

Por lo anterior, dijo, ahora se trabaja en la integración del proceso mediante el cual se monetizarán los recursos desviados por Olvera Amezcua para su uso personal y mediante los cuales se adquirieron casas, autos de lujo, edificios, entre otros bienes, toda vez que al realizarse la intervención se pudo rescatar la cartera documentada por tres mil 200 millones de pesos y algunos bienes inmuebles.

Explicó que este proceso se llevará a cabo a través de la banca de desarrollo, en donde se prevé que sea mediante Nacional Financiera, que compraría la cartera y los bienes inmuebles mediante el otorgamiento de un crédito, de tal manera que la Sofipo tenga los recursos líquidos y así empezar a pagar a los ahorradores, con más de 131 mil pesos.

Y es que, recordó, el seguro de deposito solo cubre hasta 131 mil pesos y que son los primeros recursos que se pagarán, y con la monetización de la cartera de crédito y los activos que se rescataron se cubriría el remanente a los depositantes que tenían más de 25 mil Udis.

Así, precisó, con este proceso de crear un fideicomiso en la banca de desarrollo para depositar ahí la cartera y bienes inmuebles rescatados, se monetizan con un préstamo y posteriormente la institución de fomento realizará la venta de los mismos y con ello recuperar el crédito.