Economía

Querétaro, el nuevo territorio japonés

Las inversiones que han llegado a la región del Bajío han implicado un aumento en la población proveniente de Japón, que ha preferido establecerse principalmente en Querétaro.
Perla Oropeza / Francisco Flores / Mary Liñán
26 febrero 2014 14:51 Última actualización 26 febrero 2014 14:53
Etiquetas
Japoneses

Japoneses. (Bloomberg/Archivo)

La gran ola de inversión japonesa en México, que en los últimos dos años ha significado más de tres mil millones de dólares y la llegada de al menos 200 empresas, ha creado altas expectativas en el Bajío, donde esperan que cientos de familias enteras de esa nacionalidad se establezcan en la región.

Incluso se dan cifras. Autoridades de Guanajuato aseguran que para el 2016 se habrán instalado cinco mil familias. En Querétaro se habla de cien para este año. Sin embargo, lo cierto es que aunque en la puesta en marcha de las empresas japonesas intervienen técnicos y proveedores de nacionalidad japonesa, su estancia en el país suele ser temporal.

Wataru Matsumura, primer secretario de la Embajada del Japón en México, explica que “en el momento de construir las fábricas y empezar la producción necesitan muchos japoneses. Dicen que hay mil japoneses en el área del Bajío, pero muchos de ellos están de manera temporal. La mayoría se va en el primer periodo de fabricación”.

Aclara que quienes tienen interés de quedarse por un mayor plazo son las empresas proveedoras de servicios para la industria automotriz-autopartes, por ejemplo de construcción, relacionadas con temas de impuestos, y ellas tienen la tendencia a poner sus oficinas en Querétaro porque ahí encuentran la infraestructura adecuada, un lugar muy amable para establecerse con sus familias y sobre todo la cercanía con la Ciudad de México y al mismo tiempo con el estado de Guanajuato, que es donde se están asentanda la mayor parte de las empresas japonesas.

Y aunque la Secretaría de Desarrollo Sustentable de Querétaro habla de que este año podrían llegar a residir al estado cien familias, para eso sería necesario que casi todos los 103 japoneses que –según información del Instituto Nacional de Migración- tienen permiso para trabajar en la entidad, decidieran establecerse en México y traer a su familia.

PRESENCIA CRECIENTE

Sin embargo, es innegable la presencia de los japoneses en Querétaro. En hoteles, tiendas, calles y restaurantes.

De acuerdo con el presidente de la Cámara Nacional de Desarrolladores de Vivienda (Canadevi) en Querétaro, Sergio Reyes García, ya se empieza a observar a japoneses que buscan casa en Querétaro, “principalmente del nivel medio hacia arriba”.

Eduardo de la Parra Cubells, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) Querétaro, comenta que “antes era raro ver una mesa de dos o tres orientales, ahora ya es común de ver 16 o 20 japoneses de una empresa que se reúnen a comer, es gente muy unida”.

Se trata, añade, de gente ordenada y productiva. Pero además, lo más importante para los restauranteros, “son gente que no mide la cuenta ni la propina. Dejan hasta el 15 o 20 por ciento, agradecen muchísimo el buen trato que se le toma en cuenta y en general yo creo que son uno de los mejores comensales que hoy tenemos en Querétaro”.

De la Parra Cubells es propietario del único restaurante que tiene una carta en japonés en Querétaro, el Plaza Náutico en Juriquilla. Dice que debido a que los japoneses van en grupo, las cuentas no son menores de tres mil pesos. “Su consumo promedio por persona es superior a 350 pesos.”

Se trata, añade, de “gente que está muy contenta de estar en Querétaro, se siente a gusto, se siente seguros, se sienten bien tratados y aceptados, es gente divertida también, es gente que va a pasársela bien, yo creo que es gente que trabaja mucho y por ende sabe disfrutar también en los momentos que tienen libre o que tienen de esparcimiento, gozan mucho la comida, saben disfrutarla”.

En la capital de Querétaro hay 50 restaurantes de comida japonesa y en 2013 abrieron 15 más, principalmente en la zona de Juriquilla y en los nuevos centros comerciales.

HABLAN INGLÉS

En los colegios queretanos no es especialmente visible la presencia japonesa. Jaime Escobedo Rodríguez, coordinador General de la Unidad de Servicios para la Educación Básica del Estado (Usebeq), asegura que en la entidad se recibe una “migración importante nacional, pero también internacional. Los extranjeros que llegan, muchos de ellos, se inscriben en escuelas particulares. De la población de asiáticos, hay más coreanos.”

Por su parte, el director de Servicios Empresariales de la Universidad Contemporánea (UCO)- Mondragón, Fernando Fernández Ortiz de Landaluze, informa que tienen en sus aulas por el momento sólo un estudiante japonés.

“Es uno de los mejores, ya que trae un nivel académico superior a los demás jóvenes. Los japoneses son personas que se adaptan y llegan perfectamente hablando inglés, aparte de su idioma natal. Además nosotros ya tenemos unas asignaturas en inglés y también se les ha dado refuerzos de español.”


ESPERAN CIEN FAMILIAS JAPONESAS PARA ESTE AÑO

El secretario de Desarrollo Sustentable, Marcelo López Sánchez, asegura que, junto con la inversión, se está incrementando la población japonesa en Querétaro.

Se calcula, dice, que este año podrían llegar a vivir a Querétaro alrededor de 100 familias japonesas, porque aunque ya hay mucha inversión en los municipios de Celaya y Apaseo, se observa que están prefiriendo vivir en Querétaro por la calidad de vida que se tiene aquí, la seguridad y la oferta educativa para sus hijos.

Los hoteles queretanos están recibiendo a japoneses que trabajan en Honda. “Hay una afluencia muy fuerte de japoneses que prefieren hospedarse en Querétaro que en Celaya.

“Lo que también estamos viendo es que el tema de los japoneses está impactando de manera positiva en los vuelos que se ofrecen de Querétaro a Houston y Dallas, cada vez se ven más japoneses en esos vuelos".

Sobre su impresión acerca de los japoneses, expone: “Son personas muy ordenadas, lo que se negocia con ellos es muy serio y esperan lo mismo de uno, son muy formales en sus negociaciones, les gusta llevar un contacto personal con quien están negociando. Son personas que cuidan mucho el honor personal. La barrera del lenguaje es difícil, normalmente negocias con ellos en inglés o utilizas un intérprete.”

Y aunque no se tiene previsto que crezca la oferta de enseñanza del japonés en Querétaro, sí se han realizado algunas gestiones con el Liceo Japonés de la ciudad de México para que abra una escuela en territorio queretano. “El tema ya lo platicamos con la Embajada del Japón en México”.

Para Marcelo López Sánchez, la presencia japonesa en el Bajío es de gran importancia.

"Son un pueblo muy culto, ordenado y respetuoso, respetan mucho la ley, la cultura, las reglas de urbanidad, el medio ambiente; yo creo que tendríamos que aprender como sociedad mucho a los japoneses. Son difíciles para negociar, pero una vez que tienes un acuerdo con ellos jamás lo quiebran, son muy honestos y responsables”.

Por otro lado, comenta, “tenemos un acuerdo de colaboración con Jica, que es la agencia de cooperación japonesa, para trabajar todo el tema de desarrollo de proveedores mexicanos”.

LAS NUEVAS INVERSIONES EN QUERÉTARO

Empresa: Hitachi Automotive Systems
Giro: equipos de suspensión.
Inversión 95 millones de dólares
Empleos: 500
Localización: Parque Industrial Querétaro.

Empresa: Mitsubishi Electric de México
Giro: Manufactura y ventas de equipo automotriz, como alternadores y motores de arranque.
Inversión: 40 millones de dólares
Empleos: 500 plazas laborales
Localización: Parque Industrial O´Donnell

Empresa: Topre Autoparts México
Giro: Producción de piezas de estampado de metal para el sector automotriz.
Inversión: 50 millones de dólares
Empleos 500 plazas laborales
Localización: Nuevo Parque Industrial de San Juan del Río

Fuente: Sedesu.