Economía

¿Qué tienen los bloques 2 y 7 de la primera fase de la Ronda Uno?

El consorcio conformado por Sierra Oil & Gas, Talos Energy y Premier Oil obtuvo la licitación de las dos áreas en aguas someras en el Golfo de México.
Edgar Sigler
15 julio 2015 13:22 Última actualización 15 julio 2015 13:23
Petróleo

(Bloomberg)

Los bloques dos y siete que fueron asignados al consorcio integrado por Sierra Oil & Gas, Talos Energy y Premier Oil, representan hasta ahora los activos más apetitosos de los 14 ofertados por la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH).

El bloque número 2, es un activo de 195 kilómetros cuadrados con reservas por 341 millones de barriles de crudo equivalente, se ubica frente a las cosas de Veracruz. El activo se identifica como de aceite ultraligero, y con una profundidad menor a 100 metros por lo que se considera de aguas someras, lo que la hacía una de las más atractivas de las presentadas por el Gobierno este miércoles.

En tanto el bloque 7, que cerraba los bloques de aceite ultraligero, que resultó hasta ahora el más competido, cuenta con una extensión de 465 kilómetros cuadrados y reservas por 263 millones de barriles de crudo equivalente.

"Estamos ante la apertura de un nuevo mercado, y que exista más demanda por un bloque, como en el caso del 7, debe ser un mensaje para la CNH de que debe licitar más de este tipo de bloques", opinó el socio de la consultora especializada Marcos y Asociados, Luis Miguel Labardini.

Por su parte, Pablo Medina, analista de la consultora Wood Mackenzie Research, indicó que detrás de la adjudicación de los bloques 2 y 7 al consorcio Sierra Oil & Gas, Talos Energy y Premier Oil se encuentra el respaldo de los fondos de inversión.

“Me parece que las empresas con fondos de private equity respaldándolas tienen un interés en poner ese capital en uso y lo de Sierra no es sorpresa”, detalló.

En el activo número siete, donde colindan dos tipos de profundidades de entre 100 y 200 metros de tirante, la inversión que se haga puede resultar fundamental para mostrar su éxito, por lo que se vio una propuesta muy agresiva por parte del consorcio de Sierra Oil & Gas y de la noruega Statoil, apuntó el director general de la consultora especializada GMEC, Gonzalo Monroy.

"Al final la ponderación del 90 por ciento a favor del valor de parte que la utilidad operativa que la empresa otorgará al Estado, decantó la lucha a favor del consorcio de Sierra Oil & Gas, Talos Energy y Premier Oil, a pesar de que Statoil ofrecía más en inversión en el bloque siete, que fue el más peleado ", reflexionó Monroy.