Economía

¿Qué significa que Banxico eleve la tasa de interés?

El alza en la tasa referencial del Banco Central también se puede ver reflejada en un incremento en los costos del crédito, por ejemplo en las tarjetas bancarias.
Abraham González
30 junio 2016 13:23 Última actualización 30 junio 2016 14:11
modulo creditos

Agustín Cartens, gobernador del Banco de México (El Financiero/Archivo))

Un movimiento en la tasa de referencia es una de las herramientas de política monetaria con las que cuenta el Banco de México y, en general, todos los bancos centrales del mundo.

El objetivo de realizar un movimiento en las tasas de interés es mantener la estabilidad del poder adquisitivo de la moneda, lo que impacta en otras variables económicas como la inflación y el crecimiento económico.

Según la parte del ciclo económico en el que se encuentre un país, la tasa se ajusta hacia arriba o hacia abajo.

Este jueves, el Banxico elevó 50 puntos base su tasa de interés, al pasar de 3.75 por ciento a 4.25 por ciento.



Una mayor tasa de interés reduce la demanda agregada desincentivando la inversión y el consumo, aumentando el ahorro de las personas; de esta manera se limita la cantidad de dinero disponible en la economía, con lo que el nivel de precios disminuye.

El alza en la tasa referencial del Banco Central también se puede ver reflejada en un incremento en los costos del crédito, por ejemplo en las tarjetas bancarias.

En tanto que cuando disminuye la tasa de interés ahora las personas se ven incentivadas a invertir y consumir, ya que tener el dinero en los bancos no es la mejor opción, por lo que la cantidad disponible en la economía se ve incrementada, lo que hace que el nivel de precios aumente.

En el caso de las tarjetas de crédito también puede reducirse la tasa cuando un Banco Central reduce el referencial.

El aumento en la tasa de referencia además sirve para mantener el atractivo de la deuda mexicana y mantener los flujos de capital extranjero hacia el país, es decir, funciona como una variable de ajuste ante un contexto de aversión al riesgo internacional, como ha sucedido en 2016.

De acuerdo con analistas de diversos grupos financieros, la fuerte depreciación del tipo de cambio frente al dólar norteamericano generará un repunte en la inflación durante este año, por lo que el Banco de México decidió este jueves aumentar la tasa de referencia.