Economía

Putin crea nueva empresa de calificación crediticia

El gobierno ruso creó la calificadora ACRA luego de que el año pasado las agencias llevaron a la deuda soberana por debajo del grado de inversión por primera vez en más de un decenio.
Bloomberg
18 marzo 2016 12:46 Última actualización 18 marzo 2016 13:22
Vladimir Putin

Vladimir Putin quiere tomar ventaja a sus competidores de calificación crediticia. (Reuters)

La calificadora de crédito local de Vladimir Putin ya está funcionando y los competidores extranjeros ya sienten el calor.

En las últimas tres semanas, Moody’s Investors Service y Fitch Ratings han dicho que planean dejar de emitir calificaciones locales antes de aceptar que sus unidades en Moscú sean reguladas por el gobierno ruso, lo que podría llevar a quebrar autorizaciones internacionales. En tanto, las firmas con sede en Nueva York se achican, la empresa conocida como ACRA se prepara para llenar el vacío cuando comience a publicar sus opiniones en el segundo semestre.

Rusia está reduciendo los negocios de asesores crediticios extranjeros desde que las rebajas -a las cuales calificó de ser motivadas políticamente- del año pasado llevaron a la deuda soberana por debajo del grado de inversión por primera vez en más de un decenio. El ministerio de Finanzas y el banco central planean utilizar a ACRA para reemplazar a las llamadas “tres grandes” como su criterio para medir la calidad crediticia de las inversiones.


“Al reducir la participación de agencias internacionales en las calificaciones nacionales, el estado está protegiendo a los proveedores locales”, dijo Ivan Guminov, administrador jefe de fondos en Ronin Trust en Moscú. “Hasta este momento, todas las calificaciones importantes eran realizadas por las tres grandes, y un nuevo competidor local podría haber tenido dificultades para obtener una participación en el mercado si tuviera que competir con ellas”.

1
Salida de Moody's

 

Moodys (Bloomberg)

Moody’s anunció la semana pasada que cerrará su empresa conjunta de 12 años en Moscú, y este viernes retiró las calificaciones a escala nacional de Rusia. Fitch dijo el 29 de febrero que probablemente dejará de emitir calificaciones locales para compañías rusas, el mismo día que ACRA, siglas para Analytical Credit Rating Agency, aplicó por una licencia para operar en Rusia. Standard & Poor’s dijo que está en conversaciones con el banco central sobre cómo mantener una presencia local bajo las nuevas reglas.

El Banco de Rusia anunció sus planes para crear una compañía inmune a “riesgos geopolíticos” en julio luego de que S&P y Moody’s redujeran la calificación de Rusia a basura en medio de una caída de los precios del petróleo y las sanciones impuestas por lo ocurrido en Ucrania. El banco central dejará de utilizar a S&P, Moody’s y Fitch en la toma de decisiones, de acuerdo a Elena Chaikovskaya, jefa de desarrollo de mercados financieros. ACRA es por ahora la única agencia que pidió la acreditación bajo las nuevas reglas, agregó en marzo.

: