Economía

Próximo, el uso de la e-firma para contratos

El arrendamiento de un inmueble o la venta de un vehículo pueden ser actos de contratos entre particulares que podrían utilizarse con la firma electrónica, de acuerdo con una propuesta de la Secretaría de Hacienda.
Dainzú Patiño
22 septiembre 2016 21:52 Última actualización 23 septiembre 2016 8:18
casa nueva

Si el Congreso aprueba la propuesta a más tardar el 31 de octubre, como parte del Paquete Económico, sería el próximo año cuando las partes podrían legalizar algún contrato bajo el uso de la firma electrónica. (Archivo)

La Secretaría de Hacienda propuso el uso de la firma electrónica para sellar acuerdos con el sector público y entre particulares, como contratos de arrendamiento o la venta de un automóvil.

Ejemplos de actos jurídicos entre contribuyente y autoridades gubernamentales son el recibo de la luz y del servicio de agua. Entre particulares, puede ser el contrato del teléfono, cablevisión e Internet. Pero también, uno por el arrendamiento de un inmueble o la venta de un automóvil, explicó Raúl Carbajal, socio director de Carbajal Asesores.

Si el Congreso aprueba la propuesta a más tardar el 31 de octubre, como parte del Paquete Económico, sería el próximo año cuando las partes podrían legalizar algún contrato bajo el uso de la firma electrónica, tras mutuo acuerdo entre ambas parte y el aval del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

“Se propone adicionar un segundo párrafo al artículo 17-F del Código Fiscal para señalar que la firma electrónica podrá ser utilizada por particulares, cuando éstos así lo acuerden y cumplan con los requisitos que establezca el SAT mediante reglas de carácter general y demás disposiciones jurídicas aplicables”, señaló la Miscelánea Fiscal 2017.

Para tal efecto, el SAT podrá prestar el servicio de verificación de los certificados que se utilicen como método de autenticación o firma de documentos digitales.

Adicionalmente, la SHCP propone que el uso del Buzón Tributario se extienda para que notificaciones y documentos de otras instituciones públicas y privadas lleguen por esta vía, por ejemplo: recibos de agua, luz, teléfono y estados de cuenta bancarios, dijo Carbajal.

Con ello se tendría un círculo completo legal para la recepción, firma y entrega de documentos oficiales digitales, pues todo envío y recepción de documentos emite un registro para seguimiento, señaló.

El uso generalizado del Buzón Tributario sería bajo “previo consentimiento de los contribuyentes, haciendo expresa la posibilidad jurídica de su uso para otros entes, sin que dicha información pueda considerarse para resoluciones en materia fiscal”, detalla la propuesta.