Economía

Profepa aplica nueva multa de 14.6 mdp a Dragon Mart

El proyecto Dragon Mart se hizo acreedor a una nueva sanción por más de 2 millones de pesos además de la aplicación de medidas de restauración por casi 12 millones de pesos tras afectaciones en materia forestal.
Norma Anaya Rojas
12 septiembre 2014 17:27 Última actualización 12 septiembre 2014 17:27
Etiquetas
[Cuartoscuro] Piden crear este centro en respuesta al "Dragon Mart" Cancún.

[Cuartoscuro] Piden crear este centro en respuesta al "Dragon Mart" Cancún.

CANCÚN.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) impuso una nueva multa al proyecto comercial y de negocios Dragon Mart, que en conjunto suma los 14.6 millones de pesos.

En materia forestal la dependencia aplicó una sanción por dos millones 758 mil 890 pesos y ordenó la ejecución de medidas de remediación y restauración por 11 millones 888 mil 951 pesos.

Como parte de esta última recomendación, el consorcio desarrollador deberá atender una orden de la instancia para presentar un proyecto de compensación ambiental que contemple la reforestación con fines de restauración, el cual incluya obras de conservación y protección de suelos (restauración de ecosistemas forestales) por un monto de inversión de nueve millones 380 mil 708 pesos.

Esta multa es adicional a la que interpuso en agosto en materia de impacto ambiental por un monto de siete millones 233 mil 675 pesos, por carecer de su autorización en materia de impacto ambiental federal.

La sanción administrativa, según señala la instancia federal, corresponde a los daños ocasionados a los ecosistemas de selva baja espinosa/vegetación hidrófila y selva baja subcaducifolia, ya que dicho proyecto no cuenta con la autorización federal en materia de cambio de uso de suelo de terrenos forestales.

La resolución se emitió después de que la procuraduría federal concluyera el análisis y desahogo de las pruebas que presentaron los responsables de la obra, ubicada en el predio “El Tucán”, municipio de Benito Juárez.

“La remoción de vegetación para la realización de cambio de uso de suelo forestal sin contar con la autorización correspondiente, afecta o deteriora los ecosistemas forestales de manera directa, manifestándose inicialmente como una disminución en la cobertura del dosel forestal, desencadenando una serie de efectos negativos”, señaló la dependencia.