Economía

Prevén tipo de cambio superior a 14.50 pesos

Las condiciones monetarias internacionales, una menor flexibilidad fiscal y la caída de los precios del petróleo sugieren menor soporte para el peso, por lo que analistas prevén un piso del tipo de cambio interbancario en el corto plazo de 14.8 por dólar y máximo sobre los 15.1 por dólar.
Clara Zepeda
15 febrero 2015 23:52 Última actualización 16 febrero 2015 5:5
Peso (Bloomberg)

Los cambios en la política monetaria del la Fed mantendrán la fortaleza del dólar frente al peso.  (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- Una política monetaria global laxa y con la divergencia de Estados Unidos con el resto del orbe, son factores que mantendrán la fortaleza del dólar y que generan que el escenario para el peso mexicano se complica, por lo que este y el siguiente año se mantendrá en niveles que superan los 14.50 pesos por dólar.

La posición especulativa del peso en Chicago se mantiene a favor del dólar al ubicarse al 10 de febrero en mil 649 millones de dólares, comparado con el de la semana anterior de mil 634 millones de dólares.
Gabriel Casillas, director general de Análisis Económico de Banorte-Ixe, explicó que aunado a las condiciones monetarias internacionales, una menor flexibilidad fiscal y la fuerte caída adicional de los precios del petróleo sugieren menor soporte para el peso.

“Tras la dinámica del (tipo de cambio) spot y ciertos eventos locales y externos, modificamos el estimado para el 2015 de 13.80 a 14.90 por dólar.


Por otro lado, establecemos un estimado de cierre en 2016 de 14.50, debido en gran medida a las potenciales implicaciones de la confirmación de que la Fed sigue en camino a iniciar el alza de tasas este año; una mayor caída de los precios del petróleo; el ciclo de relajamiento monetario global debido a los bajos niveles de inflación; recortes al gasto público; y la postura más ortodoxa del Banco de México bajo el contexto de nuestras expectativas sobre el Fed”, sostiene Casillas.

Bajo ese entorno de indicadores económicos en Estados Unidos, sumado al tema de Grecia, Arturo Espinosa, analista de Santander, sostiene que se mantiene la expectativa de un piso del tipo de cambio interbancario en el corto plazo de 14.8 por dólar y máximo sobre los 15.1 por dólar.

“De momento, la volatilidad continuará y podríamos experimentar mayor presión para el peso. Esto podría hacer reaccionar al Banco de México por medio de un mayor monto en la subasta de dólares o apretando la política monetaria antes de lo previsto, aunque esto último aún lo vemos relativamente lejano”, describió Rodolfo Campuzano, director de Estrategia de Invex.

Las minutas de la pasada reunión de política monetaria del Banxico descartaron cualquier recorte a la tasa de interés de referencia en el mediano plazo, priorizando la estabilidad del sistema financiero a la par del objetivo de inflación de 3 por ciento.

“Esto quiere decir que ante una mayor demanda por valores gubernamentales de parte de extranjeros, es prioridad vigilar la postura monetaria relativa entre México y Estados Unidos, para comenzar a elevar la tasa de interés de referencia cuando sea necesario”, explicó Gabriela Siller, directora de Análisis de Banco Base.