Economía

Precios de la gasolina se mantendrían sin cambios

Una baja en el dólar sería uno de los factores que ayudaría a neutralizar una posible alza en las gasolinas; especialistas aseguran que no hay condiciones técnicas para que se registre un incremento.
Dainzú Patiño|Sergio Meana
02 febrero 2017 22:58 Última actualización 03 febrero 2017 5:5
gasolineras

(Cuartoscuro)

La apreciación del peso y el menor precio del crudo neutralizarán una posible alza en las gasolinas, cuya variación se difundirá hoy.

Un tipo de cambio en 20.50 pesos por dólar sería un freno a los precios de la gasolina en el país esta semana y de seguir esta tendencia se podría observar incluso una baja el próximo 10 de febrero, cuando está programado otro ajuste en los precios de los combustibles, dijo Gabriela Siller, directora de análisis económico de Banco Base.

“Debido a la apreciación del peso mexicano frente al dólar y una disminución de los precios del petróleo en las últimas semanas, el incremento de la gasolina en México programado para el 4 de febrero podría ser de sólo 0.5 por ciento, es decir, casi nada”, estimó.

Agregó que de mantenerse las condiciones actuales en tipo de cambio y precios del petróleo, para el anuncio del 10 de febrero próximo, los costos de las gasolinas bajarían dos por ciento.

“Si Banxico eleva en 50 puntos base la tasa de referencia la próxima semana, el tipo de cambio bajaría hasta 20.25 pesos por dólar y la disminución del precio de la gasolina podría ser de hasta tres por ciento”, indicó.

Este jueves, en entrevista con Radio Fórmula, Guillermo García Alcocer, comisionado presidente de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), dijo que “no hay razones, los elementos que hay en la mesa es para que o haya un aumento pequeño o no haya aumento, pero eso es un poco lo que se verá en las últimas horas que siguen.”

Por su parte, Vector y Grupo Financiero Banorte estiman un incremento marginal, de tres a 4.5 por ciento, en los precios de los combustibles para este viernes, menor al rango de cuatro a cinco por ciento previsto el pasado viernes 27 de enero.

Para la gasolina Magna, con los datos de hoy (jueves) se estima un alza de entre 4 y 4.5 por ciento, si Hacienda considera los mismos elementos para definir los precios de enero. Es decir, que no moviera ni arriba ni hacia abajo los estímulos fiscales que ofreció el mes pasado, explicó Adrián Muñiz, subdirector de Análisis Económico de Vector.

Grupo Financiero Banorte estima un incremento marginal, que se ubicaría entre 3 a 4 por ciento.

“El factor determinante para subir o no el precio de la gasolina es el IEPS como componente en la cotización de la gasolina”, explicó Alejandro Cervantes, subdirector de Análisis Económico de Grupo Financiero Banorte.

Si Banxico eleva en 50 puntos base la tasa la próxima semana, el tipo de cambio bajaría a 20.25 pesos por dólar y la gasolina disminuiría hasta tres por ciento


LOS COMPONENTES DE LA FÓRMULA

Entre diciembre y enero, dos de los tres precios de referencia que utiliza la Secretaría de Hacienda para determinar el precio de las gasolina en México aumentaron siete y nueve por ciento, cada uno.

En la fórmula vigente, Hacienda toma como base para los precios de la gasolina Magna el precio promedio del índice USGC (United States Gulf Channel), del Houston y del Waterborne.

El primero, pasó de 8.10 pesos por litro a 9.30, un alza de siete por ciento en un mes y el Houston subió de 10.71 a 12 pesos por litro o nueve por ciento, de las tres primeras semanas de diciembre al mismo periodo de enero.

Pablo González, presidente de la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (Amegas), dijo que si bien la tasa impositiva no subirá, ni el margen de los empresarios, las referencias internacionales son las que podrían ver el repunte.

“Nosotros hemos elevado a la Secretaría de Hacienda la petición de que no se incremente los precios de las gasolinas el diésel durante todo el mes de febrero, porque no existen las condiciones técnicas”.

Manuel Herrara, presidente de la Concamin señaló que si bien apoyan la liberación de los precios, políticamente el momento no es el adecuado, por lo que pidió retrasar las alzas.

La apreciacion del peso mexicano y una moderada disminucion del precio de referencia de la gasolina, podría suavizar los incrementos del combustible.