Economía

¿Por qué no hay
más ricos en México?

El estudio de una firma de análisis revela que las condiciones en que se distribuye la riqueza en Latinoamérica no permite el surgimiento de nuevos magnates como en China.
Darinka Rodríguez
18 febrero 2014 23:24 Última actualización 19 febrero 2014 19:11
Tienda Cartier

Que no haya personas adineradas en México no es exclusivo del país, señala la consultoría./(Arturo Monrroy)

CIUDAD DE MÉXICO.- Aún cuando México es cuna de varios ultra-millonarios y se ha tenido un periodo de estabilidad macroeconómica durante 20 años, las condiciones en que se distribuye la riqueza en la región de Latinoamérica no permiten que haya fenómenos como el de China, donde hay una explosión de nuevos ricos, de acuerdo con David Friedman, director de la firma de análisis Wealth X, con base en Singapur.

“En los dos últimos años el 60 por ciento de la población con altos recursos ha estado concentrada en tres países: Brasil, México y Argentina, la tendencia ha presentado una marcada diferencia, ligado al progreso en Latinoamérica. En Argentina y Brasil este tipo de población ha bajado. Lo interesante es que en México, ha subido” dijo en entrevista con EL FINANCIERO.

De acuerdo con estimaciones de la firma, el patrimonio colectivo de los 10 más ricos en la región de América es de 196 mil millones de dólares, de los cuales, los tres multimillonarios mexicanos son acreedores del 53.3 por ciento del total.

Sin embargo, la riqueza en el país no se distribuye de la misma manera que en otras regiones del globo, donde se observa que los ricos crecen en cantidad.

Que no haya ricos en México no es exclusivo de este país. De acuerdo con el último informe de Oxfam, uno por ciento de las familias de todo el mundo acapara el 46% de la riqueza (alrededor de 110 billones de dólares).

Por otra parte, cifras de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) sobre desigualdad y pobreza, señalan que en México la diferencia entre el ingreso de 10 por ciento de las familias más ricas y 10 por ciento de los hogares más pobres fue de 28.5 veces en 2010.