Economía

¿Por qué la OPEP
quiere que el precio
del crudo caiga?

El grupo de países declaró que no reducirá su producción aunque el precio del barril baje hasta 20 dólares, pues el objetivo de su estrategia está en el futuro, según analistas.
Bloomberg
09 enero 2015 12:39 Última actualización 09 enero 2015 13:0
shale petróleo crudo extracción (Bloomberg/Archivo)

Los perforadores de esquisto subterránea en EU aumentaron la producción un 66 por ciento en los cinco últimos años, según la Administración de Información Energética. (Bloomberg/Archivo)

Si alguna vez hubo dudas sobre la estrategia de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), sus miembros más ricos están dejando a un lado ese problema.

Representantes de Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos y Kuwait enfatizaron una docena de veces en las últimas seis semanas que el grupo no reducirá la producción para frenar la mayor caída del crudo desde 2008. La estimación de Qatar para la sobreoferta mundial es una de las mayores de todos los países productores.

Estos países en realidad quieren –y están logrando- más caídas en el precio como parte de un intento de acelerar reducciones de la actividad de los perforadores de esquisto (shale) estadounidenses, según Barclays y Commerzbank.

El crudo cayó 48 por ciento el año pasado y ha declinado 34 por ciento desde que la OPEP confirmó su meta de producción el 27 de noviembre. Si bien comprime los ingresos para los miembros de OPEP en 2015, la decisión se propone preservar su cuota de mercado en los años venideros.


“Cuanto más rápido baje el precio, más rápida será la respuesta de la producción estadounidense –esa es la expectativa y la esperanza”, dijo Jamie Webster, analista en la firma de consultores IHS en Washington. “No recuerdo ninguna otra ocasión en que varios miembros estuvieran empujando activamente el precio hacia abajo en las palabras y los hechos”.

VENEZUELA, EL ESLABÓN MÁS DÉBIL

La producción de crudo estadounidense totalizó 9.13 millones de barriles diarios la semana pasada, alrededor de 1 millón de barriles más respecto de un año atrás y 49 mil desde la reunión de la OPEP en noviembre.

La perforación horizontal y la fractura hidráulica en la roca de esquistos subterránea aumentaron la producción un 66 por ciento en los cinco últimos años. Las exportaciones, todavía limitadas por ley, alcanzaron un récord de 502 mil barriles diarios en noviembre, según la Administración de Información Energética.

Los cuatro miembros de la OPEP de Oriente Medio cuentan con un total de activos de reserva estimados por el Fondo Monetario Internacional en 826 mil 400 millones de dólares para resistir la caída de los precios. El petróleo representa 63 por ciento de sus exportaciones. Al menos 10 llamadas y varios correos electrónicos a los ministros del petróleo de los cuatro países el 7 y 8 de enero no fueron respondidos.

La caída del precio costará a los 12 miembros de OPEP un total de 257 mil millones de dólares en ingresos perdidos este año, según la EIA.

Venezuela tiene un 93 por ciento de probabilidades de no honrar su deuda en los próximos cinco años, según CMA, un proveedor de datos que es propiedad de McGraw Hill Financial. El presidente Nicolás Maduro dijo el 13 de diciembre que “no hay ninguna posibilidad de una cesación de pagos” y el 7 de enero que el país “tiene capacidad para obtener el financiamiento” que necesita.

La OPEP no cambiará de rumbo aunque los precios bajen hasta 20 dólares el barril o que países no pertenecientes a la OPEP se ofrezcan a colaborar con reducciones en la producción, dijo el ministro del Petróleo de Arabia Saudita, Ali Al-Naimi, en una entrevista con el Middle East Economic Survey el 21 de diciembre.

El reino podría inclusive aumentar la producción si los países no pertenecientes a OPEP lo hacen, dijo.

La sobreoferta global es de 2 millones de barriles diarios, o sea 6.7 por ciento de la producción de OPEP, según estimaciones de Qatar.