Economía

Por qué es difícil medir
el ingreso de los hogares en las encuestas

El tema de los ingresos de hogares es difícil de medir en las encuestas, puesto que aquellos con mayores ingresos temen la aplicación de más impuestos y por ello no reportan por completo sus entradas económicas.
Parametría/El Financiero
29 julio 2015 23:58 Última actualización 30 julio 2015 5:5
familia

Quienes reportan menos ingresos de lo que realmente obtienen son los más pobres y los más ricos. (Cuartoscuro)

Aquellos que nos dedicamos a hacer encuestas de opinión pública y de mercado, sabemos que ciertos temas son difíciles de medir de manera adecuada por las características mismas del asunto que se está estudiando.

Por ejemplo, es sabido que en las encuestas de victimización suele reportarse un mayor número de víctimas de las que hubo en realidad porque las personas no recuerdan con exactitud cuándo ocurrió el delito. Es decir, cuando se le pregunta a la gente si fue víctima de algún delito en los últimos seis meses, y el delito ocurrió hace 7 meses o un poco más, los encuestados suelen decir que sí han sido víctimas de la delincuencia por diversas circunstancias -ya sea porque fue un evento traumático, porque esperan que se haga justicia, etc.-, y se tiende a sobreestimar la tasa de victimización.

Otro ejemplo, es el pasado proceso electoral para gobernador en el estado de Nuevo León, en donde todas las encuestas subestimamos al Bronco o sobreestimamos al PRI. Una de las hipótesis para explicar parte de lo ocurrido, es que al ser el Bronco un candidato antisistema, los electores consideraron a las encuestas como parte del sistema, y ocultaron o mintieron sobre su preferencia electoral.

Otro caso que es difícil medir en las encuestas, es el tema de los ingresos de los hogares. Normalmente la gente suele reportar menos de lo que realmente gana. Un ejemplo de lo anterior es una encuesta nacional en vivienda realizada por Parametría en agosto del 2014, donde aquellos hogares que mencionaron ganar menos de $3,034 al mes representaron el 47 %. Los que obtienen entre $3,035 y $15,170 mensuales fueron el 36 %, y los que ganan más de $15,170 el 2 %. Sin embargo, cuando lo medimos a través de las características de la vivienda (tipo de piso, número de focos, etc.) y bienes que se poseen en el hogar (autos, si tienen estufa, etc.), las proporciones cambian considerablemente.


Utilizando el indicador de Niveles Socioeconómicos, se aprecia que en realidad los niveles más bajos representan el 37 % -10 puntos menos respecto del indicador de ingreso- y 24 % más para los niveles más altos, mientras que en los estratos de en medio el porcentaje se mantiene igual.

Este primer ejercicio nos muestra que quienes reportan menos ingresos de lo que realmente obtienen son los más pobres y los más ricos, y este problema se acentúa con aquellos que son beneficiarios de algún programa social.

Parametría / El Financiero realizaron una encuesta cara a cara con hogares beneficiarios de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) para conocer las causas del subreporte, ya que a diferencia de otras encuestas de Ingreso, con los beneficiarios de Sedesol se puede cotejar la información proporcionada por el beneficiario contra el apoyo otorgado por la Institución.

Un primer hallazgo del estudio es que el 95 % de los hogares encuestados se encuentran en los estratos más bajos utilizando el indicador de Niveles Socioeconómicos. Es decir, los apoyos en su mayoría se están dirigiendo a los más pobres del país.

Un segundo hallazgo es que la proporción de hogares que reportaron recibir menos recursos económicos de los que realmente les entrega Sedesol fue del 51 %, siendo la cantidad promedio subreportada de $432.00. Es decir, si un hogar recibe en promedio $1,000 de ayuda económica por parte de Sedesol, sólo declaran recibir alrededor de $600.00

Existen varias explicaciones para esta subdeclaración por parte de los beneficiarios de Sedesol. La primera de ellas es el temor a perder el apoyo, aunque también se menciona en menor medida la expectativa de obtener más ayuda.

Otro de los motivos del subreporte es que si bien los montos entregados por parte de Sedesol son bimestrales para muchos apoyos, hay otros que se entregan anualmente o semestralmente (apoyos para útiles escolares).

También existe el problema de que los montos pueden cambiar para ciertos programas, ya que existen penalizaciones por incumplimiento de requisitos –asistencia a pláticas, asistencia escolar, exámenes de salud, etc.- Esta situación hace que sea difícil para los beneficiarios recordar con precisión cuánto recibieron.

En el caso de los hogares con mayores ingresos, los estudios realizados al respecto indican que el subreporte obedece principalmente al temor de ser fiscalizados por parte de las autoridades hacendarias, aunque en el caso de México, también se ha detectado que los problemas de inseguridad han hecho que las personas sean más precavidas para proporcionar información sobre sus ingresos.

Cuando existen este tipo de dificultades para medir el ingreso en las encuestas o algún otro tema. Lo menos que debemos hacer los investigadores es señalar las problemáticas observadas, y sí es posible corregir las estimaciones a partir de otras fuentes –cuentas nacionales podría ser el caso para las encuestas de Ingreso-, ya que finalmente buena información se traduce en buenas decisiones.

Haz clic en la imagen para ampliarla